A la práctica de la responsabilidad social, personal y organizacional
16 febrero 2018
Autor:
Sección: Sustentabilidad

A la práctica de la responsabilidad - A la práctica de la responsabilidad   social, personal y organizacional

La importancia real de la responsabilidad social es que nos lleva hacia el crecimiento como personas y organizaciones.

Como todos sabemos, la responsabilidad social es un concepto fundamentado en conductas, formas de proceder personal y en grupo que conducen a una convivencia constructiva, de desarrollo y progreso.

La importancia de ser socialmente responsable no estriba en distintivos, galardones o reconocimientos, aunque esto pueda ser visto –legítimamente- como una ventaja competitiva. La importancia real de la responsabilidad social es que nos lleva hacia el crecimiento como personas y organizaciones, al entendimiento de las necesidades o expectativas de aquellos con quienes nos relacionamos y a descubrir la mejor manera en la que nos podemos vincular creando círculos virtuosos de ganar-ganar.

Empezando por el personal o los públicos internos de cada organización, vale la pena reflexionar sobre lo que podemos hacer para tener un ambiente en donde se viva la responsabilidad social, el respeto, la tolerancia, la equidad de género, la ética y el cuidado del medio ambiental. Aquí algunos tips muy prácticos para ello:

•Respetar la forma de ser de cada quien. Todos somos diferentes pero tenemos algo en común: compartimos una vocación de servicio, nos mueven cosas buenas y eso nos distingue.

•Respetar el estado de ánimo de las personas pues en ocasiones no estamos para bromas.

•Conocer y respetar las creencias y preferencias de cada persona, se debe trabajar mirando competencias profesionales y criterios objetivos que lleven a cumplir las metas planteadas internamente y con cada uno de los clientes.

•Solicitar trabajos y apoyo internamente con educación, claridad y oportunidad.

•Cumplir con los trabajos y apoyos solicitados internamente con la calidad esperada y en los tiempos acordados.

•Contribuir a tener relaciones armoniosas con nuestros vecinos. Ofrecer una sonrisa o un gesto educado al personal de vigilancia, limpieza o vecinos de oficinas, siempre contribuirá a generar buen ánimo y respeto en la comunidad inmediata.

•Apagar y desconectar los aparatos electrónicos que hayamos usado durante nuestra jornada de trabajo.

•Usar oportunamente los canales para plantear inquietudes o quejas.

•No imprimir cosas innecesarias, hagamos el esfuerzo por leer directo en pantalla. El costo ambiental de usar irresponsablemente toner y papel es, por mucho, superior al costo económico que a la organización le pueda representar.

eloy rodriguez alfonsin - A la práctica de la responsabilidad   social, personal y organizacional

Por: Eloy Rodríguez Alfonsín.

Director General, Promotora ACCSE, S.A. de C.V.

 

 

Sello Febrero 2018 - A la práctica de la responsabilidad   social, personal y organizacional


Comentarios
No hay comentarios en “A la práctica de la responsabilidad social, personal y organizacional”