Gamificación y Felicidad sinónimo de productividad en las organizaciones
27 junio 2017
Autor:
Sección: Recursos Humanos

felicidad orginzacional

Google, PwC y Deloitte son empresas que han implementado con éxito estrategias de gamificación, obteniendo principalmente mayor motivación, colaboración, compromiso y bienestar de sus colaboradores.

Desarrollar y retener el talento, incrementar el desempeño, generar ambientes felices y colaborativos, innovar, aportar creatividad y diferenciarse, así como asegurar la eficiencia, la sostenibilidad y el ROI, siguen siendo algunos de los principales desafíos de las organizaciones. La Gamificación, es una tendencia que ayuda a las empresas a enfrentar estos retos de una manera disruptiva, incrementando la motivación, el compromiso y la participación de los colaboradores hacia las diferentes estrategias que se implementen.
Esto es, el empleo de mecánicas de juego en entornos no lúdicos que busca potenciar la motivación, la concentración, el esfuerzo y la fidelización de los clientes y colaboradores, a través de una serie de tareas en donde los usuarios pueden ganar puntos e insignias, subir de nivel, completar y ganar algún reto, premios y reconocimientos; funciona porque enciende la competitividad que todos tenemos cuando jugamos y así nos motivamos por hacer un esfuerzo extra para obtener altos niveles de satisfacción, relacionados con el sentido de logro, recompensa y estatus.

Algunos de los objetivos que busca una estrategia de esta mecánica de juegos en Recursos Humanos son:

• Fidelizar a los colaboradores.

• Animar y hacer interesantes las tareas que antes parecían aburridas.

• Optimizar las tareas en las que no existe un incentivo, lo cual permite contribuir a la mejora continua.

• Transformar el aprendizaje hacia un estilo más creativo.

• Identificar competencias de los empleados o candidatos, al enfrentarse a situaciones más confortables.

• Mejora el clima organizacional y las relaciones entre los colaboradores.

Algunas aplicaciones en la empresa pueden ser las siguientes:

Ventas: Ayuda a incrementar el desempeño, compromiso, motivación y productividad de la fuerza de ventas, ya que a través de este método, permite que aumente su desempeño y sus competencias para dar mejores resultados comerciales.

Capacitación: Las empresas que lo han implementado en su modelo de capacitación, han apostado por convertir los procesos formativos en algo estimulante, dinámico, con metodologías más atractivas, ágiles, divertidas y gratificantes que mantengan a los colaboradores motivados, mejorando la asimilación de conocimientos y generando experiencias positivas, incrementando los niveles de participación, el compromiso e incentivando el ánimo de superación.

Desarrollo: Implementando mecánicas de juego, se pueden identificar las mejores habilidades y destrezas de los colaboradores, lo cual permite descubrir las funciones para las que destacan mejor. Por otro lado, permite implementar actividades reales dentro de un proceso de formación controlado, minimizando la brecha de desempeño. l

Cultura organizacional: En este ámbito, la gamificación busca que los empleados luchen en conjunto por obtener alguna recompensa, afianzando las relaciones entre ellos, fomentando un buen ambiente laboral, mejorando la motivación y la productividad.

Comunicación Interna: Se busca transmitir la cultura, los valores y los objetivos de la empresa de una manera divertida e interesante, ya que consigue el involucramiento de los colaboradores con los resultados de la empresa, y permite su participación en los procesos de mejora.

Salud y Bienestar: Se pueden utilizar elementos de la mecánica, orientados a incentivar en los colaboradores una vida saludable, a través de promover el incremento de su actividad física, mejorar sus hábitos alimenticios, dormir bien, ya que esto fortalece su fuerza de voluntad.

Para implementar una estrategia de gamificación, es importante tener en cuenta las claves identificadas por la Consultoría Gartner:

• Reglas y metas bien identificadas: Si las reglas y las metas están bien definidas, los colaboradores se sentirán más capaces de alcanzarlas.

• Retroalimentación continua: La mecánica de juego permite que los ciclos de retroalimentación se acorten, siguiendo más de cerca su progreso.

• Teoría del flujo: El desafío definido debe situarse en el estado de flujo para que el colaborador se sienta motivado, ya que si es muy sencillo desistirá y se aburrirá, y si es demasiado complicado acabará desmotivándose.

• Entorno convincente: Se debe construir un relato en el que los colaboradores se sumerjan, permitiéndoles que se involucren para superar los retos propuestos.

EDS_0130

Por: Nancy Martínez Navarro,

Directora General. LIVE 13.5 Expertos en Felicidad Organizacional

 

 

Sello Junio 2017

 

 

Be Sociable, Share!

Comentarios
No hay comentarios en “Gamificación y Felicidad sinónimo de productividad en las organizaciones”