Las Evaluaciones de Impacto Social (EVIS), su utilidad más allá del cumplimiento normativo
12 diciembre 2016
Autor:
Sección: Sustentabilidad

evaluaciones-de-impacto-socialUna evaluación de impacto social bien hecha sirve de mucho, pues permite administrar riesgos y mapear la criticidad de cada cosa.

Producto de la Reforma Energética se han generado obligaciones diversas para las empresas de electricidad e hidrocarburos, que buscan tener una mayor participación en proyectos de este importante sector. De acuerdo con la normatividad vigente, corresponde a la Secretaría de Energía solicitar la identificación, caracterización y valoración de los impactos sociales que podrían derivarse de las actividades de cada proyecto, así como las medidas de prevención, mitigación y compensación de impactos negativos, medidas de ampliación de impactos positivos, el plan de inversión y gestión social para atender las necesidades sociales que traigan consigo la generación de valor compartido bajo un enfoque de Derechos Humanos.
Evaluación de Impacto Social
A esto se le denomina Evaluación de Impacto Social (EVIS), que de acuerdo con sus Disposiciones administrativas, es definido como “el documento que contiene la identificación de las comunidades y los pueblos ubicados en el área de influencia de un proyecto del sector energético, así como la identificación, caracterización, predicción y valoración de las consecuencias a la población que podrían derivarse del mismo, y las medidas de mitigación y los planes de gestión social correspondientes”

El Impacto Social se identifica como “todos los posibles cambios y consecuencias (positivas o negativas) en la población que resultan del desarrollo de proyectos y que pueden alterar la forma en que las comunidades y los individuos viven, trabajan, se relacionan entre sí y se organizan para satisfacer sus necesidades, incluyendo aquello que pueda afectar sus derechos, creencias y valores que rigen y organizan su cosmovisión, su entorno y sus contextos socioeconómicos y culturales”

Pero, más allá del cumplimiento normativo al que se ven obligadas las empresas que hoy desean participar en proyectos energéticos y de hidrocarburos, pensar en la Evaluación de Impacto Social (EVIS) es pensar en el blindaje social que el proyecto requiere para ser llevado con éxito. Una evaluación de impacto social bien hecha sirve de mucho, pues permite administrar riesgos y mapear la criticidad de cada cosa. Vista desde la óptica de la responsabilidad social, la EVIS es la manera de dar cabal cumplimiento a la norma ISO 26000: conocer y responsabilizarse de los impactos frente a cada grupo de interés, maximizar los impactos positivos y mitigar los impactos negativos.

Ser socialmente responsable es pragmatismo a partir del fundamento ético de hacer el mayor bien posible y la EVIS permite todo eso. En estos momentos de gran convulsión social y económica, no es conveniente postergar el desarrollo y la inversión privada en temas cruciales, sin embargo, lo que sí es ineludible es generar desarrollo sostenible y justo, crear y compartir valor en aspectos, económicos, sociales y ambientales.

eloy-rodriguez-alfonsin

Por: Eloy Rodríguez Alfonsín, Director de ACCSE (Acción Social Empresarial)

ealfonsin@accse.net

 

 

Be Sociable, Share!

Comentarios
No hay comentarios en “Las Evaluaciones de Impacto Social (EVIS), su utilidad más allá del cumplimiento normativo”