Los conflictos familiares
15 marzo 2017
Autor:
Sección: PYMES

conflictos empresas familiares

Cuando no son tratados a tiempo, ponen en peligro la continuidad de la empresa familiar.

El tiempo es un factor importante en la continuidad de la empresa familiar, primero porque sin sentirlo y pensarlo, los relevos generacionales van llegando a su punto de ejecución, bastan 10 a 20 años desde la fundación, crecimiento y desarrollo de una empresa familiar para que se pueda iniciar el proceso de transición y la posible sucesión; sino es que se da antes, si ésta familia empresaria se enfrenta ante un caso de sucesión inesperada por una enfermedad terminal, muerte súbita o una separación de la familia.
Evolución de la empresa familiar
Una empresa familiar que desea alcanzar su continuidad, deberá de implementar estrategias que le permitan desarrollar capacidades para
evolucionar como organización, capacidad estratégica para crecer y aceptar los cambios generacionales a nivel de la familia, colaboradores, proveedores, clientes, competidores, mercados más exigentes, redes sociales más sofisticadas, etcétera.

Una empresa familiar que no evoluciona y crece, expone el futuro de su capital humano, representado en su familia al fracaso. Si no hay movilidad en las estructuras de una empresa familiar será muy difícil mantener una pirámide de edades equilibradas que permita aprovechar la experiencia y sabiduría de los fundadores con la iniciativa emprendedora de las nuevas generaciones.

Ante esta realidad de la empresa familiar, los protagonistas de este escenario organizacional familiar, deben hacer todo el esfuerzo que sea necesario para mantener la unidad y compromiso que les dé un paso firme hacia la continuidad intergeneracional.

Sin embargo, los miembros de las empresas familiares sin percatarse, se enfrentan todos los días a problemas y conflictos que no se toman a la tarea de solucionarlos y va pasando el tiempo y lo que eran síntomas de pequeños problemas se van derivando en conflictos mucho más complejos y difíciles de solucionar; debido principalmente al miedo de afrontarlos directamente y que éste provoque una ruptura familiar de graves consecuencias, que rompa de un tajo el sueño de la transmisión del legado, la preservación de los valores fundacionales y el patrimonio construido con mucho esfuerzo.

Manejo de conflictos
Una de las recomendaciones es que desde el manejo del conflicto, podamos hacer que se establezca un buen método de diagnóstico para determinar las causas raíz de los problemas, diferenciar los síntomas de los problemas, abordar el problema y no a las personas, pensar en positivo que la resolución de un conflicto, nos lleva a generar mayores oportunidades, y a evitar una crisis.

Juan Antonio Monterrosa

Por: Juan Antonio Monterrosa

Secretario del Consejo de Administración IEFL.

 

Sello Marzo

 

 

 

Be Sociable, Share!

Comentarios
No hay comentarios en “Los conflictos familiares”