Certificaciones de sostenibilidad impulsan competitividad y compromiso empresarial, revelan estudios

Las certificaciones de sostenibilidad, como Fair Trade, B Corp, entre otras, son cada vez más buscadas por las empresas para demostrar su compromiso con prácticas empresariales responsables. Estas certificaciones no solo ayudan a las empresas a alinear sus operaciones con estándares ambientales y sociales más estrictos, sino que también pueden incrementar su atractivo ante consumidores, inversores y socios corporativos.

 Según STACS Network, estas certificaciones son particularmente beneficiosas para las pequeñas y medianas empresas (Pymes), ya que muchas de ellas no están obligadas a publicar informes de sostenibilidad o divulgar sus datos de emisiones, lo que les da una ventaja competitiva al demostrar su compromiso con la sostenibilidad.

Un estudio de McKinsey también revela que las empresas líderes en sostenibilidad tienden a capturar más valor de las oportunidades de sostenibilidad en comparación con otras empresas.

 Por ejemplo, el 30% de los ejecutivos en empresas líderes afirman que están capturando todo el valor que pueden de las oportunidades de sostenibilidad, en contraste con solo el 9% de las otras empresas.

Además, estas empresas líderes informan que sus empleados están más informados sobre las actividades de sostenibilidad de la empresa y que la sostenibilidad es más importante para atraer y retener empleados. Certificaciones específicas, como la del Consejo de Administración Forestal (FSC) y la Mesa Redonda sobre el Aceite de Palma Sostenible (RSPO), permiten a las empresas demostrar que sus productos provienen de fuentes sostenibles y gestionadas de manera responsable.

La certificación FSC, por ejemplo, se ha utilizado en más de 80 países para demostrar el uso de materiales forestales sostenibles, y la certificación RSPO ayuda a las empresas a probar que están produciendo, adquiriendo o usando aceite de palma sostenible.

Estas certificaciones no solo verifican las afirmaciones de sostenibilidad de una empresa, proporcionando una mayor credibilidad y disminuyendo el riesgo de acusaciones de “greenwashing”, sino que también pueden mejorar la reputación de la marca y servir como una “insignia de honor” que destaca los esfuerzos significativos de una empresa en sostenibilidad.

 A pesar de los beneficios, las empresas deben considerar cuidadosamente los costos relacionados con el proceso de certificación y las inversiones necesarias en equipos, capacitación del personal y cambios operativos para cumplir con los estándares de certificación. No obstante, algunos gobiernos ofrecen subvenciones y subsidios relacionados con la sostenibilidad para ayudar a las empresas a alcanzar la certificación, lo que puede aliviar algunas de estas cargas financieras.

Por: Klaus Gérman Phinder

Por: Klaus Gérman Phinder

Presidente de la Comisión de RSE de la Coparmex CDMX. Presidente de Ganar-Ganar. Director de Desarrollo Corporativo y Responsabilidad Social de AB Estudio de Comunicación

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Las empresas representan un papel importante en un país para que la economía crezca,...
En el dinámico y competitivo mundo de los negocios, pequeñas y me dianas empresas...
Las empresas sólo pueden sobrevivir compitiendo con procesos eficientes. La globalización y los procesos...