Crecimiento empresarial a través del capital privado

17 casos de éxito en el estudio de KPMG

En el mundo, los fondos de Capital Privado son una práctica común dentro de los países desarrollados como Reino Unido y Estados Unidos; igualmente sucede en los mercados emergentes como India y Brasil. México todavía es un sector joven, aunque su avance es cada vez mayor. En la actualidad representa un campo de oportunidad para acelerar el crecimiento de las compañías mexicanas.

El estudio El impacto del Capital Privado pa­ra las empresas en México: 17 casos de éxito, realizado por KPMG México en colaboración con la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap), reveló que dichos fondos fomentan el crecimiento y mejoran el desempeño de las em­presas en las que invierten, pues juntos generan externalidades positivas que benefician a la eco­nomía y a la sociedad.

En este sentido, los fondos de Capital Privado, de acuerdo con la firma internacional; mejoran la renta­bilidad de las organizaciones y apoyan la generación de empleos. Es por tal razón que resultados del análisis presenta 17 casos de éxito, donde se realizaron inver­siones en compañías mexicanas de distintos sectores durante el periodo 1990-2012.

De acuerdo con Víctor Esquivel, socio Líder Nacional de la Práctica de Asesoría de KPMG en México, “la estrategia de la mayoría de los fondos de inversión establecidos en México, se encuentra en buscar empresas pequeñas y medianas en etapa de expansión y que cuentan con un modelo de negocios con la capacidad de crecer”.

La industria del Capital Privado

En entrevista para Consultoría Óscar Silva, director del área Global Strategy Group, dentro de la Práctica de Asesoría de KPMG en México, aseguró que el tiempo total del estudio para analizar la información obtenida fue de siete meses, incluidas las entrevistas y el seguimiento de las mismas, las cuales ejemplifican los casos de éxito, aunado al trabajo que significó preparar el reporte.

Antes de continuar, es necesario aclarar qué es el Capital Privado (CP). “Es un vehículo de inversión alternativo a los instrumentos tradicionales, que también resulta atractivo a inversionistas indi­viduales o institucionales, y para diversificar el portafolio de inver­sión al ofrecer retornos atractivos a un riesgo relativamente bajo”, explicó nuestro entrevistado.

En principio los fondos de CP se integran por un grupo de so­cios inversionistas que adquieren, generalmente, participación en compañías privadas; es decir, que en el caso de México, no cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

 Los CP invierten recursos en entidades privadas que tienen un alto potencial de crecimiento y las apoyan fortaleciendo sus ventajas competitivas atendiendo sus áreas de oportunidad en términos financieros, operati­vos e institucionales con el fin de generar crecimientos aún más acelerados.

Cómo se estructuran los CP

• Vehículos de inversión (Limited Partnership). Se refiere a la forma legal de una inversión del CP. Tiene un tiempo de vida definido, generalmente de 10 años; suele ad­quirir una parte del capital accionario (mayoritario o mi­noritario, dependiendo de la estrategia del fondo y de la transacción particular) de las compañías invertidas.

• Inversionistas (Limited Partner o LP). Se refiere a perso­nas que aportan fondos a la sociedad, que se destinan a la adquisición de empresas administradas por una fir­ma de CP, mejor conocidos como administradores de fondos de Capital Privado.

• Administrador del fondo (General Partner o GP). Es quien administra el fondo de CP. Analiza las opciones a capitalizar, administra los financiamientos una vez he­chas y se responsabiliza de su desempeño, así como del retorno entregado a los inversionistas.

Los casos de éxitos

Óscar Silva, dijo que para la elección de las firmas se utilizaron categorías de valor, como las tasas de creci­miento; de incremento de rentabilidad, y además que todos los casos tuvieran mejoras cualitativas como la instrumentación de un plan de gobierno corporativo, planeación estratégica.

“A partir de lo anterior, tuvimos una lista inicial para selec­cionar a las compañías, además identificamos casos en los que los ciclos de la inversión se hubieran completado; no todos los casos son así, existen inversiones recientes que decidimos incluir en las inversiones más tempranas”, refirió.

De acuerdo con la información de KPMG:

• En los 17 casos se analizan a 16 empresas. El asunto de la empresa Arabela en la que invirtieron dos fondos de CP en distintos periodos se presenta como dos cuestiones de éxito por separado, por ello hay 17 casos y 16 industrias invertidas.

• 10 de los 17 modelos de éxito representan inversiones en los que el ciclo de inversión ya se completó, lo cual significó que el fondo especuló, implementó su estrate­gia y posteriormente salió de ese gasto mediante una colocación en bolsa o la venta a un comprador finan­ciero estratégico.

• En seis de los casos analizados, un fondo de CP aún mantiene su inversión.

• Dos de ellos representan inversiones en las que un fon­do ya completó su ciclo pero vendió su capital accio­nario a otro fondo de CP que aún mantiene su inversión.

• Un caso representa una inversión en que dos fondos mantienen una inversión en la empresa.

De los 17, cinco son del sector de telecomunicacio­nes, medios y tecnología; tres de comercio; dos de servicios financieros; dos del sector salud; uno de la construcción (vivienda); uno de bienes raíces; y uno más de transporte.

La firma internacional, señaló que se buscó obtener in­formación de tres variables al momento de la primera inversión y a la salida del fondo:

• Ventas.

• Utilidad medida por el EBITDA (Utilidades antes de in­tereses, impuestos, depreciación y amortización) / EBT (Utilidades antes de impuestos).

• Número de empleos.

Crecimiento en las compañías

Como se había mencionado anteriormente, los fondos de CP no son para todas las empresas. Óscar Silva deta­lló que deben tener cierto grado de madurez y prácticas bien definidas; hay compañías donde los inversionistas no pueden participar, ya sea por sus condiciones fiscales riesgosas, por tal razón se buscan aquellas relativamente maduras que inician su proceso de crecimiento en un mercado y nicho interesante.

Según el informe de KPMG, una empresa más institu­cional también es capaz de obtener más fácilmente recursos adicionales para financiar su crecimiento, ya sea con bancos u otras instituciones.

En todos los casos de éxito presentados en este do­cumento, los fondos establecieron programas de institucionalización que incluyeron entre otras cosas: creación de comités de gestión, establecimiento de una junta de gobierno que en todos los casos incluía a un miembro del fondo y, en muchos, a asesores externos; además de la ejecución de programas de transparen­cia en el manejo de los recursos y en la remuneración a los empleados, en la mayoría, auditoría de los estados financieros de las empresas por firmas reconocidas y transparentes.

El entrevistado abundó que los fondos ayudan a realizar prácticas más profesionales en las empresas, y ayudan a acelerar el proceso de crecimiento a través de los fon­dos de capital semilla, y de emprendedor.

El impacto cualitativo, de acuerdo con KPMG, al con­siderar a 12 empresas que compartieron la variable de ventas en el estudio, se observó un múltiplo de cre­cimiento de 4.5 veces las ventas en el periodo bajo análisis en el que los fondos apoyaron a la administra­ción de las compañías.

Lo anterior significó que por cada peso que vendía al ini­cio del periodo de análisis, se vendían 4.5 pesos al final. En términos absolutos, las 12 organizaciones expedían en forma agregada 14 mil 378 millones de pesos (mdp), al inicio (año base) y terminaron vendiendo 64 mil 752 mdp al final del periodo (5 años después del base, en promedio).

Sectores que atraen a los inversionistas

Óscar Silva explicó que KPMG ya tenía una relación con la Amexcap, y este estudio se trató del primer esfuerzo para trabajar juntos, no obstante fue difícil coordinar a todas los especialistas involucrados, estaban conven­cidos y conscientes que el estudio beneficia­ría a la industria al aportar a la sociedad en general, gobierno y empresarios la informa­ción de los fondos en los que pueden invertir.

 El entrevistado aseguró que los fondos de CP invierten en todos los segmentos, “hay sectores con mayor inver­sión; en el estudio aparece el de Telecomunicaciones, medios y tecnología. A los inversionistas les gusta por­que su crecimiento es acelerado; después están los de Comercio, Servicios Financieros, Salud, Construcción, Manufactura, y los fondos especializados en Bienes Raíces”.

El estudio especifica que los fondos de Capital Privado invierten en activos de distinta naturaleza. En México, de acuerdo al sector o activo en que enfocan sus inver­siones existen fondos especializados en:

Bienes Raíces: consisten en inversiones tanto de deuda como de capital en propiedades industriales, comer­ciales, oficinas y de vivienda. Estos fondos de Capital Privado tienen alrededor de 10 años de vida, realizan inversiones con un plazo promedio de dos a cinco años en el que se lleva a cabo la gestión de los activos y la venta de las propiedades. El riesgo/rendimiento de estos fondos en Bienes Raíces depende de las mejoras que se hagan a la propiedad (edificios e infraestructu­ra adyacente), así como de la fluctuación en su valor ocasionado por la oferta y demanda en el mercado.

Infraestructura: cuando el fondo de Capital Privado realiza inversiones en diversas obras públicas se le conoce como Capital Privado de infraestructura. Las obras públicas en las que comúnmente invierte este tipo de fondos incluyen aeropuertos, generación de energía, transporte público, puentes, túneles y carrete­ras de cobro, entre otras.

Las inversiones en infraestructura, dado que gene­ralmente se tratan de concesiones otorgadas por el gobierno a largo plazo, resultan en rendimientos relativamente menores, pero más estables por periodos que en ocasiones superan los 20 años.

Empresas: los fondos que invierten en organizaciones compran participación accionaria en compañías de uno o varios sectores, también participan activamente en su administración durante los tres a cinco años que duran en promedio las inversio­nes. Existen fondos que se especializan en uno o varios sectores.

Beneficio social y económico

Para el Director del área Global Strategy Group, dentro de la Práctica de Asesoría de KPMG México, el benefico es evidente, para el as­pecto laboral “se crearon más de 180 mil puestos de trabajo nuevos, por el crecimiento de las empresas. Los fondos también ayudan a institucionalizar a las compa­ñías, así el gobierno recauda más impuestos”.

Además, mencionó que las empresas se vuelven Socialmente Responsables o establecen programas de Responsabilidad Social, en este sentido ejemplificó que se desarrollan espacios abiertos para las comunidades como en el caso de los conjuntos habitacionales.

En México apenas se inicia el financiamiento de los fondos de Capital Privado en las Pymes, un sector que históricamente no ha tenido acceso tan fácil a estos; los créditos se concentraban en grandes empresas.

Óscar Silva concluyó que los fondos de Capital Privado ayudan a crecer a las empresas, contribuyen en la creación de fuentes laborales, se pagan impuestos, lo cual conlleva un efecto multiplicador al contratar más proveedores que tienen un impacto positivo en la eco­nomía mexicana.

Por: Sergio Sánchez Sánchez

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Al terminar la preparatoria tenía que decidir la carrera universitaria que estudiaría, siempre tuve...
La industria del conocimiento se en foca en la creación, adquisición, fortalecimiento y distribución...
La planeación es la clave para alcanzar con éxito los objetivos esperados. Puede sonar...