Diferencias entre consultoría y supervisión de obra

Por Editorial

junio 23, 2022

Diferencias entre consultoría y supervisión de obra

Aunque la consultoría se ha popularizado en los últimos años, se sigue confundiendo con otras áreas laborales. En muchas ocasiones se cree que la consultoría y la supervisión de obra son lo mismo, pero son cosas distintas. Por lo cual es necesario saber cuáles son las diferencias entre consultoría y supervisión de obra.

¿Qué es la consultoría?

La consultoría se ha definido de varias formas, la utilizada por Revista Consultoría es la siguiente:

“es una práctica profesional que está basado en tres principios: conocimiento, habilidad y experiencia. Puede llevarse a cabo prácticamente en todos y cada uno de los niveles administrativos y operativos. Hay consultoría especializada en muchas áreas de trabajo. Saber cuál consultoría necesita cada empresa depende de sus propias deficiencias o necesidades.”

Revista Consultoría

La consultoría se encarga de brindar servicios a empresas que los necesiten, de esta manera, ayudan a que estas compañías mejoren los procesos internos.

¿Qué es la supervisión de obra?

La supervisión de obra es la inspección del trabajo para que un proyecto cumpla con los requerimientos que se le han impuesto. La supervisión de obra se realiza por los encargados de la obra, así como los directores de proyecto.

En la supervisión de obra se implementa una metodología para coordinar las actividades a ejecutar, pues se debe cumplir con las características técnicas del proyecto, así como usar el presupuesto acordado.

¿Qué es la supervisión de obra?

Si bien, tanto la consultoría como la supervisión de obra son cosas diferentes, muchas veces se cree que un consultor puede hacer las actividades que le corresponden a un supervisor de obra. Esta idea no es del todo equivocada, pues un consultor ayuda a que se tomen decisiones sobre un proyecto; sin embargo, el supervisor de obra tendrá que cumplir con tareas específicas. Estas no pueden ser completadas por los consultores.

A grandes rasgos, el supervisor de obra es una parte fundamental y su participación es necesaria. El consultor puede agregar otros valores al proyecto mediante observaciones.

¿Qué hacen los consultores y los supervisores de obra?

Mientras un consultor, a grandes rasgos, se da a la tarea de conocer toda la empresa, realizar un análisis sobre los problemas que existen y ofrecer diversas soluciones, el supervisor de obra debe cumplir con tres tareas:

  1. Llevar un control del costo: en muchos proyectos de construcción, se establece un prepuesto, mismo que será empleado para comprar materiales, pagar al personal, y cualquier emergencia que se tenga. El supervisor de obra debe llevar un control sobre los gastos que se efectúan a lo largo de la construcción, esto con la finalidad de entregar un resultado eficaz y no pasar del presupuesto.
  2. Fijar metas por tiempo: una de las funciones más importantes es vigilar el avance de la obra y que este vaya de acuerdo a lo establecido en un contrato. Un supervisor tendrá que revisar los progresos que se hagan en la obra, en caso de no cumplir con lo prometido, deberán informar esto y recuperar el tiempo para que el proyecto quede listo para la fecha prevista.
  3. Buscar la calidad: Debido a los múltiples factores de construcción que entran en una obra, el supervisor tiene que estar al tanto de cada uno de ellos: desde la calidad de los materiales, el cumplimiento de las normas de seguridad, el uso adecuado del equipo y el trabajo bien ejecutado.

En pocas palabras, el supervisor debe vigilar la obra y que esta cumpla con todos los requerimientos establecidos.

Conoce el Ranking de las 50 Empresas de Consultoría más importantes en México.

De venta en

Diferencias entre consultoría y supervisión de obra

Aunque existen ciertos parecidos entre los consultores y los supervisores de obra, son más las diferencias entre consultoría y supervisión de obra.

Consultoría

Rubro

Supervisión de obra

Las personas que se dedican a la consultoría son expertos en diferentes áreas.

Personal

El supervisor debe ser un experto en una carrera afín a la construcción, como lo puede ser un arquitecto o un ingeniero civil.

Las consultoras más populares son: Recursos Humanos, Tecnología, Jurídica y Ambiental; sin embargo, han surgido nuevas especializaciones como Marketing, Formación u Hotelera.

Especialización

Actualmente, cualquier tipo de obra debe contar con un supervisor, por lo cual existen especializaciones de acuerdo al tipo de construcciones: inmuebles, carreteras, puentes, etc.

Incluso, existen supervisores de obra que están a lo largo de todo del proceso, desde el diseño hasta la finalización.

Muchas consultoras han desarrollado su propia metodología para lograr resultados eficientes para sus clientes.

1.      Inicialmente, realizan todo un estudio de la empresa.

2.      Después analizan las posibles soluciones

3.      Por último, crean un plan de trabajo y lo presentan.

Este proceso resulta muy general, pues depende de la consultora, así como los servicios que ofrezca.

Metodología

Al igual que la consultora, los supervisores de obra cuenta con una metodología propia, pero deben de enfocarse en tres momentos específicos:

1.      Antes de la obra

2.      Durante la obra

3.      Después de la obra

Desde reconocer el lugar a trabajar, haber leído el contrato, inspeccionar el equipo de seguridad hasta hacer informes sobre el avance. El supervisor debe de revisar de manera continua que se cumplan con todos reglamentos, sean internos o externos.

Los consultores pueden estar presentes en cualquier momento. Sus conocimientos ayudarán a que las empresas tomen mejores de ciciones o corrijan su forma de trabajo.

Tener un equipo de consultores especialistas en cualquier rubro será de utilidad en momentos de necesidad, así como se desee crecer.

¿En qué casos los necesito?

Los supervisores de obra son necesario cuando se hará una construcción.

Se recomienda contar con un equipo especializado en supervisión de obra, pues su opinión como expertos puede ayudar antes de implementar un proyecto.

Mientras un consultor puede estar presente por diferentes sectores, los supervisores se especializan en un sector; sin embargo, ambos son necesarios para que los proyectos de otras empresas resulten de la mejor manera.

Un supervisor de obra y un consultor pueden marcar la diferencia en tu trabajo y ayudarte ofrecer la mejor versión de tu empresa.

Fuentes

La supervisión de obra

Método para una adecuada supervisión de obra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cómo automatizar las tasas de cambio

Variables como la hiperinflación, han puesto de manifiesto la necesidad que aún tienen numerosas compañías por automatizar la aplicación de tasas de cambio.

Covid-19, inflación e insolvencias: los grandes retos para las Pymes

En 2023, uno de cada dos países volverá a los niveles anteriores a la crisis Covid, lo que implicaría altos costos de financiamiento para estas empresas.

La certificación de producto, por la competitividad internacional

Genera confianza a los consumidores al dar certeza de que ese producto ha pasado con éxito todas las pruebas que demuestran que cumple con la normativa.

Así impulsará la tecnología 5G a la última milla

Incrementar el volumen de procesamiento de datos, automatización de procesos y predicciones anticipadas, son los principales beneficios que la nueva generación tecnológica aportaría al rubro logístico.

Anúnciate con nosotros

Anúnciate con nosotros

Promociona tu empresa en un medio especializado, con segmentación del mercado ejecutivo y tomadores de decisiones.