El compromiso de las empresas con la gestión sostenible.

En una empresa el desempeño se mide a través de su economía, su gestión de recursos (ambiental) y su impacto social. La gestión ambiental de las empresas ha tomado relevancia debido en par a la necesidad de los usuarios por consumir servicios y productos que reduzcan el impacto ambiental. 

Los consumidores dan importancia a los intereses ecológicos de las empresas y sus productos sostenibles, de esta manera actúan como agentes de cambio orillando a las empresas a proponer servicios cada vez más éticos y respetuosos con el medio ambiente. En este sentido la aplicación de las estrategias sostenibles ya sea en logística, transporte o procesos de producción químicos pueden causar un gran impacto en los consumidores. 

Los empleados son otro sector de la población que está a favor de las empresas sostenibles y buscan trabajar en empresas que demuestren su compromiso con el medio ambiente dejando ver que la inversión sostenible de las empresas es un paso hacia delante. Sin embargo, a pesar de los cambios realizados por las empresas en la producción y sus servicios, son los consumidores quienes siguen consumiendo productos que no aportan al medio ambiente. 

La sostenibilidad de una empresa habla de su competitividad y eficiencia para mantener una reputación agradable y confiable para los usuarios y de esta manera crear una conexión con ellos. Pero tanto las empresas como los usuarios deben colaborar para hacer funcionar las iniciativas internacionales como los ODS que abogan por el medio ambiente. Estar conscientes de la producción desmedida, los residuos, el consumo desmesurado y el impacto que estos tienen sobre el planeta es el principio para el verdadero cambio. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La firma da a conocer su nuevo motor de inteligencia artificial LLM, con el...
La Inteligencia Artificial, (IA) hizo su debut después de la Segunda Guerra Mundial con...
Al terminar la preparatoria tenía que decidir la carrera universitaria que estudiaría, siempre tuve...