El Testigo Digital

Por Karim Ramos

diciembre 19, 2017

La evolución de la tecnología nos ha ido favoreciendo, ya que ha sido pieza fundamental para resolver diferentes casos.

Mientras usted lee este artículo, miles de millones de imágenes están siendo enviadas a través de medios de todo tipo y todas ellas en la actualidad tienen como origen un dispositivo inteligente, desde un smartphone hasta una cámara digital con sistema de programación específico o simplemente un sistema de cámaras conectadas a un DVR (Digital Video Recorder), tema del cual nos ocuparemos.

Un mundo nos vigila
¿Sabía usted que las imágenes son datos apelmazados y organizados de manera que sean reconocidos al ojo como imágenes, y que la relación entre ojo y memoria a corto plazo es tan volátil que cualquier imagen en el caso del cerebro debe ser asociada a algún hecho o situación específica para que pueda ser recordada al 70%? Se preguntará:

¿Para qué me sirve saberlo?

Pues bien, como las imágenes son datos cuantificables, es decir, cumplen con los principios básicos de certidumbre o de incertidumbre, pues son en estos tiempos las imágenes en tiempos de la inseguridad (parafraseando una novela del gran escritor García Márquez), por lo que en gran medida son responsables de la certidumbre jurídica de los hechos y esto abarca cualquier ámbito… ¡pero no siempre fue así!

Hace algunos años, un cliente de la consultora donde laboré tuvo la mala fortuna de sufrir un robo por parte de un empleado de recién ingreso, evento captado por las cámaras de seguridad que en ese tiempo eran de 33 pixeles y en la actualidad diríamos “ya la hizo”, pero la realidad fue otra.

En aquel tiempo existió una denuncia penal como lo exigía la ley, y el abogado que la llevo a cabo (con 20 años de experiencia como MP) era pesimista y desde nuestro punto de vista como consultores decíamos que era un hecho que el empleado mal intencionado iría directo a la cárcel, lo cual no fue así, ya que salió libre ese mismo día por una sencilla razón: las Evidencias Fotográficas y Videográficas no cumplían con el peso y nitidez de un archivo digital actual, y no es porque de facto fuese así, sino que los ministerios públicos no estaban capacitados para debatirle al delincuente cuando él decía: “El que aparece ahí no soy yo, se parece a mí pero no soy yo”…así como lo lee… y ¿Qué cree?… que el ministerio público lanzaba un gran muletazo, suspiraba y volteaba a ver al abogado pidiéndole que demostrará que el ahí presente era el mismo de la foto o en la video filmación, para lo que el abogado levantaba las manos al cielo, exclamaba palabras en un idioma raro pero comprensible a mentes avanzadas en temas de groserías y lenguaje común.

Pero hoy, la evolución de la tecnología nos ha ido favoreciendo, ya que ha sido pieza fundamental para resolver casos extremos como el de un secuestro o un asesinato. Una simple video cámara con un DVR en donde se almacenan (por lo menos dos terabytes de información), fungió como testigo silencioso, pues con base a los datos obtenidos del dispositivo se logra poner en evidencia a los delincuentes.

Tenemos un ejemplo desafortunado en nuestro país, el cual fue el de una joven que apareció sin vida, para lo que el testigo digital (video cámara) evidencio que la joven llegó a su casa en un transporte, siendo el
conductor quien la mató y no bajó el cuerpo. Este hecho quedó grabado, y gracias al dispositivo tecnológico se pudo hacer justicia de manera más certera y pronta.

Inversión como solución
Lo que sí podemos resaltar también de este suceso es que gracias a la inversión particular, se pueden resolver casos de seguridad pública. Podría decirse que en México existe un rezago importante en materia de seguridad electrónica; de acuerdo con algunos estadistas, en México se instalaron dos cámaras por cada mil habitantes, mientras que en países avanzados existen 120 cámaras por esos mil habitantes. Y entonces… ¿Hacia a dónde vamos?

 

Por: Ing. Fausto Escobar

Director General de HD México

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El pequeño negocio se digitaliza para crecer

Durante el bienio pandémico, muchos pequeños negocios como consultorios, gimnasios, estéticas, peluquerías, spas y barberías, se enfrentaron, como muchas Pymes, a la falta de clientes o al cierre definitivo

El Hot sale es una oportunidad, ya que el año anterior generó $18,500 millones de pesos en ventas.

El Hot Sale de este año es una época que los retailers no pueden dejar pasar como una oportunidad de conseguir altos volúmenes de ventas y, como consecuencia, ganancias, desde sus plataformas de eCommerce.

México Recicla, busca impulsar la economía circular

Más de 1.9 millones de toneladas de residuos plásticos fueron recicladas en México, durante el 2021 y aunque esto es un avance significativo para el país, solo representa el 30% de lo que se consume de forma anual

Los nuevos objetivos empresariales consideran su impacto en tres dimensiones: social, económico y ambiental.

La producción y consumo de bienes y servicios genera inevitablemente residuos sólidos, líquidos y gases. Todos ellos pueden tener efectos diversos en la población y el ambiente

Anúnciate con nosotros

Anúnciate con nosotros

Promociona tu empresa en un medio especializado, con segmentación del mercado ejecutivo y tomadores de decisiones.