¿En las fiestas de fin de año solicitaste un crédito?

Consejos para llevar tu crédito de forma saludable sin caer en impagos durante la terrible cuesta de enero.

Llega enero y con él el corte de todas las deudas que fiestas, comidas, regalos y otros festejos decembrinos nos dejaron. Sumado a la “cuesta de enero” y los aumentos en precios de productos y servicios hacen que sea un mes complicado para enfrentar los gastos básicos del día a día.

Todo este panorama genera preocupación, sobre todo en quienes adquirieron alguna deuda durante diciembre para solventar sus gastos personales. Para ayudarte a iniciar el año con mayor control financiero, Creditas, plataforma de soluciones financieras te comparte algunos consejos para llevar tu crédito de forma saludable sin caer en impagos durante esta temporada.

  • Ajusta tus gastos. Un crédito es una responsabilidad que se tiene que asumir por determinado tiempo, por lo cual es necesario ajustar el presupuesto mensual para destinar una parte de los ingresos a liquidar dicha deuda. Haz un check list de tus gastos fijos y variables; revisa en qué rubro puedes hacer algunos recortes para tener dinero extra.
  • Reduce gastos innecesarios. Se recomienda recortar algunos servicios que no sean indispensables, esto puede ser de forma temporal en lo que te recuperas, quizá prescindir de servicios digitales como televisión por cable, streaming, apps de transporte privado o apps de entrega de comida. 
  • No te atrases con los pagos. No realizar tu pago a tiempo en tu crédito sólo podría empeorar tu problema, pues no solo se incrementan los intereses de este, sino que podría perjudicar tu historial crediticio.  
  • Revisa si puedes adelantar pagos. Es importante tener claro en qué condiciones, tasas de interés y plazos se adquirió la deuda, para considerar si existen alternativas para liquidar la deuda de manera más fácil y cómoda, ya sea adelantar pagos sin que existan penalizaciones o pagar más del mínimo.
  • Analiza pasar la deuda a una opción con mejores tasas. Examina las condiciones de tu crédito, puede tener tasa fija o variable. Si tu crédito es de tasa variable, el aumento en la tasa de referencia puede complicar el pago de tus mensualidades o que presentes dificultades para liquidar tus compromisos.

“Una solución puede ser reestructurar o renegociar la deuda con un préstamo con mejores condiciones, existen diferentes alternativas en las que puedes apalancarte de tu auto, casa o nómina para conseguir pagos más accesibles con plazos flexibles y menos intereses”, señala Gabriela Rolón Country Manager de la plataforma de crédito en México.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Las empresas representan un papel importante en un país para que la economía crezca,...
En el dinámico y competitivo mundo de los negocios, pequeñas y me dianas empresas...
Las empresas sólo pueden sobrevivir compitiendo con procesos eficientes. La globalización y los procesos...