Errores que comete un candidato en el proceso de reclutamiento

Los nervios son naturales en un proceso de reclutamiento, la mayoría de las veces son los errores más prevenibles los que te pueden costar el empleo.

Siempre es importante saber aprovechar las oportunidades laborales que se presentan, desde ser contactados vía LinkedIn, hasta llegar al proceso de entrevista para mostrar tus mejores cualidades y asegurarte de que la ocasión sea memorable por las razones correctas. Si bien los nervios son naturales en un proceso de reclutamiento, la mayoría de las veces son los errores más prevenibles los que te pueden costar el empleo.

Conocer estas equivocaciones te ayuda a planear estrategias para mostrar a los reclutadores y entrevistadores que te estás tomando el proceso en serio y que eres capaz de actuar de forma apropiada en entornos profesionales”, afirma Estrella Vázquez, directora general de Factor RH, empresa de consultoría en capital humano.

Los errores más grandes que comete un candidato son cinco:

  1. Ser impuntual. En la era digital y, sobre todo, de las entrevistas por videollamada ya no existen los pretextos para llegar tarde. No tener la formalidad de llegar puntualmente a una cita presencial o en línea es uno de los mayores errores.
  2. Ir directo al salario. Que tu único enfoque en entrevista sea el dinero y negociar un aumento cuando ni siquiera has sido seleccionado es otra de las grandes equivocaciones. Siempre puede haber un margen de negociación, pero no por ello se deben de perder de vista los rangos salariales: no se puede pedir el doble o el triple de lo que ofrece la posición originalmente. En todo caso, lo ideal es negociar después de unos meses de trabajo y con base en resultados.
  3. Postularte a una vacante que no se acopla a tu perfil. Postularte a una vacante que requiere dominio de inglés, cuando no tienes ese nivel; o que solicita certificaciones con las que aún no cuentas es una mala práctica.
  4. Ser arrogante. “La persona que te contactó por LinkedIn hoy y te ofrece una vacante que no te interesa en absoluto, mañana te podría estar llamando para la posición de tu vida. En headhunting nos suele pasar que contactamos a las personas y no podemos dar mayores detalles de la propuesta sino hasta avanzado el proceso, de modo que algunos candidatos se ponen a la defensiva, argumentan que por su rango profesional no pueden estar interesados en las propuestas que llegan de este modo e incluso responden con arrogancia”.
  5. No tener habilidades de comunicación. Aun cuando tu personalidad sea introvertida, no puedes responder con monosílabos durante una entrevista de trabajo. Ese es el momento para comunicar tus habilidades, experiencias y potencial para la vacante a la que estás aplicando.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Las empresas representan un papel importante en un país para que la economía crezca,...
En el dinámico y competitivo mundo de los negocios, pequeñas y me dianas empresas...
Las empresas sólo pueden sobrevivir compitiendo con procesos eficientes. La globalización y los procesos...