Factor laboral, preventivo más que correctivo

Colaboración de Valente Quintana Pineda

En la actualidad la realidad económica y social de nuestro país se encuentra en un momento realmen­te desafortunado, sin embargo, no está privado de prosperidad si se desarrollan ciertas prácticas evolutivas en algunas de sus áreas más importantes, como por ejemplo en la temática laboral de nuestro país.

Hoy en día, es por todos sabido que urge una reforma legal en materia de trabajo que someta y sea acorde a las circunstancias derivadas del mercado laboral ac­tual, que cuente con una planeación integral de acuer­do a las necesidades vigentes, renovando sus aspectos sustantivos, así como los adjetivos.

Toda vez que tenemos más de treinta años con una legislación laboral que no ha sido reformada, sus res­pectivas ampliaciones en la década de los setenta y los ochenta del siglo pasado, no son más que en­mendaduras superficiales que no tienen implicaciones mayores en los derechos laborales establecidos origi­nalmente en nuestra Carta Magna, remitiéndonos en un alto porcentaje de su contenido a una legislación la­boral posrevolucionaria, redactada en el año de 1931, evidentemente obsoleta para la realidad actual.

Después de plantear uno de los puntos que podemos desarrollar para aventajar económicamente al crear un mayor porcentaje de empleos, es buen momento para reflexionar y analizar si de verdad una nueva Ley Federal del Trabajo nos traerá una mejora económica por sí sola, o si en lugar de esperar progresos mágicos e instantáneos la comunidad empresarial de nuestro país y sobre todo las pequeñas y mediana empresas serán las principales responsables de poner en marcha los mecanismos emanados de una próxima legislación, que si bien no será maravillosa, por lo menos un poco más actual, que contemple temas tan importantes co­mo la subcontratación, los contratos para capacitación o de prueba.

 Es de suma importancia que el gremio patronal se res­ponsabilice de cumplir con las obligaciones legales laborales emanadas de la ley vigente, o de la proba­ble futura legislación, toda vez que si en la actualidad no se respeta su contenido, no es de sorprenderse que posiblemente tampoco se acate la futura norma; e in­sisto nuevamente en la pequeña y mediana empresa; porque son las responsables del mayor número de em­pleos hoy en día.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Hoy, las estrategias de marketing de compañías de todos los tamaños se basan en...
Las empresas representan un papel importante en un país para que la economía crezca,...
En el dinámico y competitivo mundo de los negocios, pequeñas y me dianas empresas...