Fondos éticos, fondos verdes o inversión socialmente responsable

Rentabilidad con responsabilidad.

La economía del mundo se mueve gracias al flujo de dinero que se mueve a través del sistema financiero, quien une al que tiene capital con el que lo necesita es la banca. Los fondos éticos, fondos verdes o inversión socialmente responsable (ISR) es “poner el dinero a trabajar” en empresas y fondos que ofrezcan garantías éticas, más allá de solventar todas las garantías legales de su propia regulación.

Desde hace al menos un par de décadas y después de diversos hechos que desvirtuaron la actividad honesta de los grandes inversionistas (banca, fondos de pensiones, aseguradoras, sociedades mutualistas, organizaciones de culto y educativas, etc.) la normatividad ética para regular las inversiones es cada vez más rigurosa y necesaria.

Los graves problemas a sortear primeramente fueron los referentes al lavado de dinero, el financiamiento al terrorismo y la delincuencia organizada. Posteriormente, los asuntos que se empezaron a incorporar en la evaluación de dónde invertir fue la gestión de las empresas que componen la cartera de cada fondo y si éste apoya alguna causa u obra social.

Fondo Ético
Las empresas declaradas como socialmente responsables o sustentables, que son miembros de la cartera de un fondo de inversión, sin lugar a dudas traen reputación al fondo y, en consecuencia, dicho fondo se convierte en un fondo ético.

Cabe hacer mención que existen fondos éticos, fondos verdes y fondos solidarios. En el primer caso son aquellos que se guían por un ideario ético y seleccionan sus inversiones atendiendo a criterios de respeto a los derechos humanos, la no discriminación y la no inversión en empresas de conducta polémica o claramente no lícita; el segundo de ellos corresponde a fondos cuya parte de su utilidad se destina a tareas de conservación de la naturaleza y auspiciar programas u ONG’s cuya misión es preservar el medio ambiente, y, por su parte, los fondos solidarios se caracterizan por destinar parte de las comisiones de gestión o parte de su rentabilidad individual a alguna organización social.

En el caso de México, destaca un fondo solidario o de responsabilidad social de BBVA Bancomer llamado Fondo B+ EDUCA, este fondo fue instituido para invertir en una cartera de instrumentos de deuda emitidos o garantizados por el Gobierno Federal y aquellos emitidos por el Banco de México, con una estrategia de inversión de corto plazo; buscando capitalizar los movimientos del mercado.

Por: Eloy Rodríguez Alfonsín

Director General, Promotora ACCSE, S.A. de C.V.

 

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Hoy, las estrategias de marketing de compañías de todos los tamaños se basan en...
Las empresas representan un papel importante en un país para que la economía crezca,...
En el dinámico y competitivo mundo de los negocios, pequeñas y me dianas empresas...