Guía para mejorar las prácticas organizacionales
23 septiembre 2020
Autor:
Sección: Destacados

organizational - Guía para mejorar las prácticas organizacionales

De acuerdo con BCI Horizon Scan Report, 33.5% de organizaciones reportaron incidentes de salud y enfermedades físicas, mentales y de estrés debido a las condiciones de trabajo.

 Rinoceronte Gris, es una guía para prevenir y afrontar los riesgos a través de una gestión con base en buenas prácticas empresariales, las cuales son sugeridas por medio de una investigación, basada en datos obtenidos a partir de la evaluación de riesgos apoyados en diversas normas.

 De acuerdo con BSI, empresa de estándares de negocios, existen diversos factores que pueden afectar a las organizaciones y a los clientes, por ejemplo: los ciberataques, la fuga de datos, falta de experiencia o desarrolladores poco confiables en la implementación de sistemas e-commerce. Para la empresa, permanecen riesgos como la vulnerabilidad de los sistemas de TI y Telecomunicaciones, el clima extremo; fallas en infraestructuras críticas y falta de talento o habilidades del personal. 

Por esos motivos, BSI recomienda mantener una organización compuesta desde la integración, diseño, implementación, evaluación y mejora continua con el fin de prevenir y evitar la interrupción de las actividades primordiales, de igual manera, optimizar las prácticas organizacionales basándose estándares internacionales ayudará a las compañías a evitar o acumular futuras consecuencias de riesgos desconocidos.

¿Qué hacer?

 – Las buenas prácticas bajo estándares internacionales siempre deberán formar parte de la cultura organizacional, en la que las organizaciones se aseguran de poder dar continuidad a sus operaciones.

 Contar con una estrategia que anticipe los riesgos y las amenazas latentes por ejemplo en: ciberseguridad empresarial, evaluar riesgos y considerar aspectos conocidos y desconocidos del ambiente que rodea la organización.

 –Optar por actitudes de residencia y adopción de normas internacionales para evitar Interrupción en la continuidad de los negocios por enfermedades físicas, mentales y estrés.

– La comunicación es un elemento que debe dar soporte al sistema, acompañada de un monitoreo y supervisión constantes, en los que se tengan claros los alcances, el contexto y los criterios para poder gestionar los riesgos, identificándolos, analizándolos y evaluándolos para proceder a su tratamiento.

Es importante contar con una guía y especialistas que ayuden a la optimización de las compañías, en tiempos de incertidumbre, es mejor caminar de la mano de un asesor especializado que ayude a las pequeñas y medianas empresas a no perder el rumbo y mejorar.

oscar editada 150x150 - Guía para mejorar las prácticas organizacionales

 

Por: Oscar Villela

Reportero


Comentarios
No hay comentarios en “Guía para mejorar las prácticas organizacionales”