Investigación del desarrollo sostenible
17 julio 2018
Autor:
Sección: Sustentabilidad

Investigación del desarrollo sostenible - Investigación del desarrollo sostenible

Antecedentes

El ser humano como especie dominante, comenzó a caminar desde el centro de África hacia las frías en aquel entonces, llanuras europeas, donde se encontró con su primo el Homo Sapiens Neanderthal. Mientras que el primero caminaba hasta 40 km diarios en búsqueda de alimento y refugio, el segundo, el primo europeo, pasaba toda su vida en un mismo espacio geográfico que no abarcaba más de 40 Km a la redonda. La condición fría de la era glaciar, y la gran cantidad de mamuts para alimentarse y subsistir con una dieta rica en proteína, hizo del Neanderthal una especie tan adaptada a su entorno que limitó la evolución de una particularidad del humano actual: la curiosidad y la creatividad.

El hombre de las cavernas europeas vivía cómodamente y en una situación tan adaptada que no percibió los cambios a los que el mundo entero empezaba a tornarse.

Cuando los gigantes animales europeos escasearon, quizá por la excesiva cacería o el cambio climático, los pelirrojos Neandertales fueron menguando en población junto con ellos. Su primo africano, resilientes al cambio, aprovechó tal suerte para, por una parte, realizar mestizaje y por otra tomar posesión del territorio europeo. A diferencia de su extinto primo, el humano africano investigó el entorno a través de la observación y tomando los conocimientos adquiridos, la evolución y la creatividad, desarrolló técnicas de cultivo que lo llevó a establecer en algunas generaciones, ciudades y civilizaciones, y expandirse por todo el mundo.

La diferencia principal entre una y otra especie radicó en la capacidad de adaptarse al cambio, en su visión y creatividad, y en una naciente actividad: la investigación.

Las culturas una vez instaladas y convertidas en civilizaciones, continuaron utilizando esta actividad, algunas veces con respaldo de la religión, pero siempre considerando que un problema no se puede resolver sin primero observarlo, y que por cada reto existe una solución.

La humanidad ha avanzado y lo ha hecho de manera veloz, precisamente por las investigaciones que se han realizado a lo largo de la historia. Entendamos primeramente en este contexto, que la investigación es el manejo de técnicas metodológicas que permiten alcanzar conocimiento, mismo que puede ser utilizado para fines de desarrollo e innovación.

Dame un punto de apoyo y moveré el cielo y la tierra
Arquímedes, físico y matemático griego al que se le atribuye la frase con la comencé este apartado, es famoso por sus múltiples investigaciones y aportaciones a la humanidad. La física clásica de Newton no hubiera existido sin los principios de Arquímedes, y un sinfín de avances en las demás ciencias tampoco se podrían concebir sin sus trabajos.

La humanidad está conectada y entrelazada precisamente gracias a las aportaciones científicas e investigaciones que ayudan a hacer de nuestra realidad un mundo mejor.

Desde el punto de vista del desarrollo sostenible, los empresarios, sociedad en general, modelos económicos y gobiernos, tenemos un compromiso con la humanidad en el sentido de acrecentar el conocimiento significativo. Si como seres humanos queremos hacer una diferencia trascendental, la investigación es un camino oportuno para lograrlo, pues el conocimiento nos libera e impulsa a alcanzar metas y objetivos para la humanidad entera. Investigar, sería dar un punto de apoyo para mover al mundo.

Vectores y retos que debemos considerar
¿Hacia qué dirección tenemos que mover al mundo? Moverse por moverse no garantiza nada si el movimiento no tiene dirección y sentido. En física se les llama vectores, y son precisamente esas magnitudes o esfuerzos los que tienen el objetivo claro de hacia dónde dirigirse. Los retos a los que nos enfrentamos como humanidad, pareciera que nos sobrepasan, son vectores que van hacia una dirección y que nos exigen respuestas en sentido contrario al mismo.

Alberto Valles - Investigación del desarrollo sostenible

Por: Dr. Alberto Valles Aguirre

Director General del Corporativo CIDIEM

 

 

Sello Julio 2018 - Investigación del desarrollo sostenible


Comentarios
No hay comentarios en “Investigación del desarrollo sostenible”