Los beneficios de una empresa al contar con una buena asesoría en el área de fianzas

Two businessman shaking hands, copy space
Two businessman shaking hands, copy space

“Actualmente es de suma importancia que las empresas tengan una debida asesoría en cuanto a las garantías  que deberán entregar a los diferentes beneficiarios.”

En muchas de las ocasiones los beneficiarios requieren cartas  de crédito o fianzas como garantía. El beneficio de contar  con una fianza le puede ayudar al  cliente o fiado a no comprometer su  capital de trabajo, ya que cuando se otorga una carta de crédito, regularmente se congelan los fondos en la cuenta bancaria del cliente o fiado. También en caso de existir una reclamación,  las fianzas en México no son a primer requerimiento. ¿Qué  quiere decir esto? Brindan opción al cliente o fiado a defenderse y presentar  elementos de prueba del debido  cumplimiento de sus obligaciones, que  puedan en determinado momento dar la improcedencia de la reclamación y con ello que las afianzadoras no  tengan que pagar, y por lo tanto, no requerir los fondos al cliente o fiado.  Las cartas de crédito en la mayoría  de los casos son a primer requerimiento y solo con que se presente una reclamación  por parte del beneficiario, el banco  paga sin hacer mayores investigaciones.

Fianzas
Actualmente las fianzas mayormente requeridas son las administrativas,  las cuales garantizan: licitación, anticipo,  cumplimiento, buena calidad o vicios ocultos y contingencias laborales, primordialmente. También pueden existir solicitudes  de fianzas en los ramos de Fidelidad, Judiciales y Crédito. Por ello es de suma importancia que el cliente o fiado cuente con un Broker o Agente de Fianzas con todos los conocimientos y  actualizaciones en los ramos, para con  ello dar el soporte requerido; pudiendo éste en muchos de los casos asesorar al cliente o  fiado y trabajar en la integración de un expediente  con una o más afianzadoras, según sean sus necesidades. Asimismo, buscar las mejores alternativas en cuanto a calidad en las emisiones, entrega en  tiempo, integración de expediente de solvencia  y costos, así como la generación de las líneas de  afianzamiento que puedan ser usadas en el momento  que se requiera; es por esto que es necesario hacer actualizaciones con la afianzadora cada seis meses.

Por: Juana Delgadillo
Si desea conocer el texto completo busque nuestra edición de Febrero en todos los Sanborns del país.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Hoy, las estrategias de marketing de compañías de todos los tamaños se basan en...
Las empresas representan un papel importante en un país para que la economía crezca,...
En el dinámico y competitivo mundo de los negocios, pequeñas y me dianas empresas...