Mobbing vs Productividad laboral

Si dentro de una oficina, un grupo de empleados instigan a un com­pañero, descalifican su trabajo y su desempeño, le asignan cargas ma­yores, magnifican sus errores, lo ignoran y amenazan verbalmente; cuidado, se puede tratar de un serio problema lla­mado mobbing o acoso laboral.

¿Por qué se presenta este fenómeno? Regularmente aparece por una lucha de poder. En entrevista para Consultoría, Arturo Luis Alonzo Padilla, profesor de la licenciatura en Historia de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) y especialista en el tema, afirma que la envidia, mediocridad y desho­nestidad, son los principales motores del mobbing. “Desafortunadamente estos elementos son parte de la cultura orga­nizacional del trabajo”.

El término mobbing surgió por primera vez en 1980 con el psicólogo alemán Heiz Leyman, quien en su consultorio atendió a varias personas destrozadas emocionalmente por la misma razón: el acoso laboral.

Mobbing proviene del inglés mob que significa acosar, atropellar o atacar en masa. Según Luis Alonzo Padilla, esta palabra podría compararse con la eto­logía de lobos que cazan en grupo. “Es como una especie de linchamiento laboral en contra de una persona”.

Curiosamente, Alonzo Padilla detalla que el blanco de los ataques es por lo general, el más brillante, cándido, trabajador y carismático. Pero es percibido como una amenaza por los demás. El acoso puede darse de ma­nera horizontal, de compañeros a compañeros; vertical de arriba hacia abajo o de abajo hacia arriba.

Cuando se padece este síndro­me, señala Alonzo Padilla, es difícil detectarlo, porque no es muy evi­dente. “Por lo regular el afectado no sabe que esto le ocurre, y a ve­ces, cuando es muy dañino llega a creer que es el responsable”.

Para detectar el mobbing uno de los primeros elementos es que exista al menos seis meses de agresiones constantes. Asimismo, la víctima puede identificar los si­guientes indicios: ataques contra su trabajo, que lo aterroricen, no le hablan, lo aíslan, lo calumnian, lo ri­diculizan o se ríen de él en público, hasta le asignan tareas inferiores a sus competencias.

En caso de ser víctima, el entrevista­do recomienda, leer el libro de Iñaki Piñuel, titulado Cómo Sobrevivir al Acoso Psicológico en el Trabajo, pu­blicación que explica la manera de visibilizar socialmente esta realidad.

 Por Michel A. Olguín Lacunza

 

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Las empresas representan un papel importante en un país para que la economía crezca,...
En el dinámico y competitivo mundo de los negocios, pequeñas y me dianas empresas...
Las empresas sólo pueden sobrevivir compitiendo con procesos eficientes. La globalización y los procesos...