¿Para qué sirven las normas ISO?

Para alcanzar los niveles de calidad, satisfacer a los clientes, reducir los gastos y tener ventajas en el mercado.

¿Qué son las normas ISO?

Antes de definir las normas, es necesario hablar de la institución que las propone. La Organización Internacional de la Estandarización (ISO) es una organización internacional independiente que se dedica a desarrollar estándares internacionales para bienes, productos, servicios y sistemas que garanticen su calidad, seguridad y eficiencia.Normas ISO

Hoy día, esta organización cuenta con 167 organismos nacionales de normalización alrededor del mundo y una Secretaría Central en Ginebra, Suiza. 

Por lo tanto, las normas ISO son todos los cánones mundiales que se deben tomar en cuenta para que los productos y servicios sean de calidad. Además, estas normas facilitan el comercio internacional y la cooperación global en el ámbito intelectual, económico, tecnológico y científico.

Sectores de aplicación de las normas ISO

Todas las normativas ISO son acordadas a nivel nacional por expertos y se enfocan en cubrir distintas tareas como la fabricación de un producto, administración de un proceso, prestación de un servicio y el suministro de materiales.

Algunas de las normas ISO se enfocan en:

Calidad

Gestión de la calidad para trabajar con más eficacia y minimizar los fallos de los productos.

Medio ambiente

Gestión medioambiental para ayudar a reducir el impacto medioambiental, disminuir los residuos y ser más sostenibles.

Salud y seguridad

Salud y seguridad para ayudar a reducir los accidentes en el lugar de trabajo.

Energía

Gestión de la energía para ayudar a reducir el consumo energético.

Alimentos

Seguridad alimentaria para evitar la contaminación de los alimentos.

Informática

Seguridad informática para ayudar a mantener la seguridad de la información sensible.

¿Para qué sirven las normas ISO?

Seguir las reglas establecidas por ISO tiene distintas funcionalidades. Entre ellas destacan:

Estos estándares pretenden mejorar el trabajo de la empresa, brindar servicios y productos de calidad y que las compañías se distingan en el sector comercial.

[elementor-template id="24254"]

¿Cómo se crea una norma ISO?

Se elabora un borrador que conteste a un requerimiento del mercado dentro de un área.

Las normas ISO responden a la necesidad, pues estos estándares son una respuesta a las peticiones de la manufactura sobre una sección en particular. Puede que los consumidores o la misma industria comuniquen la necesidad de una norma a un miembro afiliado, quien lo contactará con ISO.

El borrador se comparte para realizar los comentarios al respecto y se debaten los cambios.

Un equipo de expertos elabora dichas normas. Esto lo hacen estableciendo todos los aspectos de la norma: aplicación, definición y contenido. De igual forma, se busca evaluar los rubros en los que se involucran los consumidores, ONG’s y el gobierno.

Se hace una votación sobre el borrador. Si se logra un consenso, puede convertirse en una norma ISO. En el caso contrario, se modifica y se vuelve a votar.

En el consenso, se toman en cuenta todos los comentarios que realiza el panel de expertos y se hacen las modificaciones pertinentes. Este proceso dura alrededor de 3 años.

Las normas ISO pretenden garantizar que las empresas generen productos y servicios de calidad, así como ser competitivas dentro del mercado laboral. Muchas de estas normas se obtienen a través de procesos de auditorías. En el caso de querer integrarlas, se puede contratar un servicio de consultoría que te ayude a estandarizar tu compañía según lo estipulado por ISO.

Fuentes

International Organization for Standardization (ISO)

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Hoy, las estrategias de marketing de compañías de todos los tamaños se basan en...
Las empresas representan un papel importante en un país para que la economía crezca,...
En el dinámico y competitivo mundo de los negocios, pequeñas y me dianas empresas...