Recomendaciones para mejorar hábitos financieros

Dentro de los propósitos para el nuevo año la parte económica está entre las prioridades,

Creditas, la plataforma digital de soluciones financieras, te comparte algunas recomendaciones:

  • Prioriza tus gastos. Aprende a diferenciar entre aquello que necesitas y lo que puede esperar, porque es sólo un gusto. Tus recursos son limitados y lo mejor es usarlos sabiamente. “Nuestra última encuesta arrojó que sólo el 50% de los mexicanos está de acuerdo que su salario actual cubre sus necesidades básicas, saber en qué destinamos nuestros ingresos nos permitirá usarlos mejor y mejorar la economía personal”, señala Gabriela Rolón, Country Manager de Creditas México.
  • Conoce tus límites.  Reconoce cuáles son tus ingresos mensuales y a ello resta el monto de tus gastos fijos. El restante es tu capacidad de ahorro y endeudamiento, y te dará una idea de en qué estado se encuentra  tu economía:
  • ü  Ingresos = Gastos. A simple vista tus finanzas se ven bien, pero cualquier imprevisto podría hacer que se desequilibren. Además de que probablemente no estás ahorrando, por lo que tienes que destinar a este rubro el 10 o 20%, dependiendo de tus ingresos mensuales, ya que esa partida te ayudará en algún momento de emergencia.
  • Ingresos > Gastos. Si tus ingresos son mayores que tus gastos: ¡felicidades! Estás en una situación en la que puedes ahorrar y comenzar a invertir para hacer crecer tu patrimonio.
  • Puedes empezar a revisar algunas plataformas digitales que manejan montos accesibles para empezar a invertir como: los CETES, son instrumento de deuda emitido por el gobierno federal; ETFs, canastas de acciones de diferentes empresas, que representan una fracción de ellas, y cotizan en la bolsa de valores, o en Crowdfunding inmobiliario, inversiones en proyectos de bienes raíces para llevar a cabo la construcción de diversos inmuebles.
  • Ingresos < Gastos. Es necesario recortar lo más posible ciertos gastos y realizar un ajuste en tu economía. Identifica tus gastos mensuales destinados a tus necesidades básicas (pago de hipoteca, renta, escuela, comida, ropa, transporte, agua, luz, gas, entre otros), de los gastos hormigas que puedas tener (antojitos, dulces, refrescos y hasta las plataformas de streaming de paga). De los  últimos tienes que eliminar algunos, ya que si sumas estas pequeñas fugas notarás que  representan una cantidad importante de tu dinero.
  • Optimiza tus deudas. Antes de caer en la tentación de comprar, primero revisa tus deudas. Recuerda que la suma de ellas no debe rebasar el 30% de tus ingresos mensuales. Si tienes varias deudas es importante conocer cada una (tasa de interés, mensualidades, plazos, etc.) para revisar si puedes adelantar pagos sin que cause penalizaciones o revisar si es posible renegociarlas con un préstamo con mejores condiciones.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Al terminar la preparatoria tenía que decidir la carrera universitaria que estudiaría, siempre tuve...
La industria del conocimiento se en foca en la creación, adquisición, fortalecimiento y distribución...
La planeación es la clave para alcanzar con éxito los objetivos esperados. Puede sonar...