“En México apenas 1.7 millones de empresas, de las más de 4 millones existentes, hacen uso de servicios en internet para llevar a cabo sus actividades”.

Las aplicaciones y servicios en la Nube se han convertido en herramientas esenciales para que personas y negocios gestionen desde la agenda, hasta el control de pagos y facturación de los negocios, debido a su asequibilidad y facilidad de uso, por mencionar algunos.

Sin embargo, aplicaciones y servicios en la Nube aparecen y desparecen diariamente, lo que puede convertirse en un dolor de cabeza, sobre todo en el caso de aquellas aplicaciones que contribuyen a la administración de los negocios, pues en ocasiones también desaparece el soporte que brindan a los usuarios o incluso la información asociada.

En México apenas 1.7 millones de empresas, de las más de 4 millones existentes, hacen uso de servicios en internet para llevar a cabo sus actividades. Eso puede estar relacionado con el miedo que causa el uso de la tecnología, por no tener certeza de lo que pasa con su información o porque alguien les comentó que la aplicación, el software o el servicio que tenían les dejó de dar soporte de un día para otro”, afirmó David Ortiz, CEO de Siigo Aspel, empresa de servicios de software contable, administrativo, facturación y nómina electrónica.

Un ejemplo del riesgo que representa el cierre de aplicaciones para la administración de los negocios, son las operaciones relacionadas con la facturación electrónica: en el país poco menos de 490 mil pequeñas y microempresas utilizan este tipo de servicios, mientras que el resto señala que una de las razones para no usar estas aplicaciones o servicios es la falta de conocimiento.

La desaparición de aplicaciones de facturación electrónica o contabilidad afecta seriamente el cumplimiento fiscal, lo que implica graves consecuencias financieras para las MiPymes.

De acuerdo con David Ortiz, con el crecimiento de los teléfonos móviles como herramienta de trabajo, es inevitable el uso de aplicaciones para la administración de los negocios, pues tan sólo el llevar la contabilidad para saber cuánto ganan las empresas implica la integración de soluciones que responden, incluso, a las disposiciones legales para el cumplimiento de impuestos, el pago de nóminas o el control de las cuentas por cobrar.

Es importante que herramientas contables y de gestión estén actualizadas en todo momento de lo que ocurre en materia fiscal y que no dejen pasar ningún cambio, pues eso puede poner en riesgo a los empresarios con multas y sanciones en el corto plazo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Al terminar la preparatoria tenía que decidir la carrera universitaria que estudiaría, siempre tuve...
La industria del conocimiento se en foca en la creación, adquisición, fortalecimiento y distribución...
La planeación es la clave para alcanzar con éxito los objetivos esperados. Puede sonar...