Sistemas de energía híbrida: seguridad y rentabilidad para la industria

Se proyecta que las instalaciones de almacenamiento de energía alcancen 411 gigavatios acumulados para fines del 2030 a nivel mundial.

El sector industrial busca constantemente nuevas formas de equilibrar y reducir los gastos relacionados con la energía eléctrica debido a los elevados costos; al mismo tiempo que explora opciones que le brinden autosuficiencia energética en un entorno de crisis.

Al respecto, orientarse hacia sistemas de energía híbrida que combinen la energía eléctrica proveniente de la red y de una fuente de energía renovable, como la solar; les permite a las industrias reforzar sus sistemas de autoconsumo, y cuando se incluye el almacenamiento en baterías para dar soporte y calidad al sistema, se logra mejorar la eficiencia de sus procesos, al equilibrar los picos de oferta y demanda. Esto representa una solución integral y rentable que atiende las necesidades de flexibilidad de los sistemas energéticos del sector industrial.

En este sentido, ZGR México impulsa la puesta en marcha de proyectos de energía híbrida que incluyan un sistema de almacenamiento, a través del desarrollo de soluciones avanzadas de almacenamiento de energía, reconociendo en ello una estrategia eficaz para que la generación eléctrica sea potencialmente rentable, eficiente, segura y versátil.

Los sistemas de energía híbrida apoyados por el almacenamiento ofrecen grandes beneficios como el ahorro de costos, la eficiencia de los equipos y la sostenibilidad. El almacenamiento contribuye a incrementar la rentabilidad, estabilidad y fiabilidad de la red, al compensar las variaciones de energía de las fuentes renovables intermitentes”, advierte Iñigo Segura, CEO de ZGR. especializado.

Por otro lado, las empresas que producen y almacenan su propia energía son menos dependientes de las redes eléctricas tradicionales, que pueden ser susceptibles a las interrupciones; un consumo de energía más eficiente puede proteger a las empresas. Así el aspecto del almacenamiento ayuda también a igualar la oferta con la demanda a medida que se incorpora más energía renovable a la red eléctrica.

Según el último pronóstico de la empresa de investigación BloombergNEF (BNEF) se proyecta que las instalaciones de almacenamiento de energía alcancen 411 gigavatios acumulados para fines del 2030 a nivel mundial, previendo un 13% adicional de capacidad de lo estimado anteriormente1.

Para la industria, al contar con un sistema de energía híbrido que incorpore almacenamiento de energía, es posible compensar la diferencia que suele haber durante los períodos de carga máxima de energía y reducir los picos, al suministrar sus necesidades de energía de sus fuentes de almacenamiento.

Además, el uso de sistemas de almacenamiento permite reservar la energía en los momentos en que el costo es más bajo, y hacer uso de ella en los horarios en que el costo es más alto; traduciéndose estos ejemplos en un beneficio económico desde diferentes aspectos. El rendimiento financiero puede mejorar a través de precios más bajos, o mediante costos de carga reducidos, adaptándose a los distintos entornos de mercado.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Las empresas representan un papel importante en un país para que la economía crezca,...
En el dinámico y competitivo mundo de los negocios, pequeñas y me dianas empresas...
Las empresas sólo pueden sobrevivir compitiendo con procesos eficientes. La globalización y los procesos...