Un buen jefe debe entender las necesidades y deseos de desarrollo profesional de sus trabajadores

“El proceso de Reclutamiento y Selección es crítico para detectar a los candidatos que poseen características proactivas de desarrollo.”

Ante la evolución de nuevas tecnologías, la expansión de mercados, los métodos de intercambio de información, entre otros factores; la gestión en diversos aspectos de la empresa, así como las herramientas que las personas necesitan para desenvolverse adecuadamente, han tenido cambios. Lo que ha dado paso, a que la capacitación constante de competencias profesionales sea imprescindible para mantenerse al tanto con la exigencia de las nuevas tendencias del mercado. Esta formación permanente no sólo se ha vuelto la principal fuente de competitividad para los profesionistas y un diferenciador clave entre ellos, sino también un aspecto fundamental a tomar en cuenta por los jefes dentro de las empresas, para que sus respectivas áreas y equipos de trabajo puedan funcionar correctamente.

Sistematizar esta adaptación dentro de un equipo de trabajo es preciso, y es responsabilidad de quien lo dirige, detectar el momento adecuado para capacitar y brindar nuevas herramientas a todos los integrantes de dicho grupo. De esta forma, los colaboradores que cuenten con la disposición e iniciativa de capacitarse, independientemente si se les solicita o no, podrán adquirir cualidades que agregan valor a su desarrollo profesional y, por supuesto, a las labores que desempeñan dentro de la organización; ayudando así a que la empresa se desarrolle competitivamente ante las demandas del mercado. A pesar de que en la mayoría de las ocasiones son los jefes  de trabajo los que llevan esta capacitación a los integrantes de su equipo, existen personas que naturalmente buscarán el desarrollo personal y profesional continuo, así como la formación necesaria para conseguir una ventaja competitiva ante sus compañeros. Es labor de los responsables de los equipos reconocer a estos miembros y, en consecuencia, atender sus necesidades de crecimiento, para aprovechar sus capacidades en beneficio  de la organización  y de sí mismos.

“Cuando existe sinergia entre el crecimiento de los empleados, líderes y los objetivos de la organización, se pueden establecer líneas de acción para mejores procesos de operación; la capacitación del personal es fundamental para mantener actualizado al capital humano, así como para obtener mejores resultados. Existen empleados que sobresalen de los demás por su ambición de conocimiento y competitividad; son ellos a quienes se les debe dar el apoyo necesario, porque son quienes con la instrucción adecuada, lograrán hacer cambios reales en la gestión y los resultados de la empresa”.

 

 

Por: Lic. Alejandro Álvarez Blanco

Si desea conocer el texto completo busque nuestra edición de Julio en todos los Sanborns del país.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Las empresas representan un papel importante en un país para que la economía crezca,...
En el dinámico y competitivo mundo de los negocios, pequeñas y me dianas empresas...
Las empresas sólo pueden sobrevivir compitiendo con procesos eficientes. La globalización y los procesos...