Vender únicamente dentro del territorio nacional, representa una clara desventaja contra otros jugadores.

La dinámica comercial actual no conoce fronteras. Muestra de lo anterior, son las cifras que revela un estudio de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), que estima que el comercio electrónico transfronterizo representa el 22% del comercio global online en los próximos cinco años.

En México, las exportaciones totales alcanzaron a febrero de 2022 (según INEGI) un valor de $46,246 millones de pesos, 27.8% más que en el mismo mes del año anterior. Sin embargo, para el Instituto del Fracaso, el 75% de los negocios cierran antes de cumplir dos años de vida, siendo las dificultades para organizar y mantener saludables los registros financieros, junto con la falta de flujo de caja.

¿Qué hacer al respecto?

Es fundamental pensar en un comercio sin fronteras en el que los negocios se puedan enfocar en producir y vender, y que los factores adversos como retrasos en los pagos y liquidaciones en periodos largos de tiempo, entre otros, no impacten de manera negativa: “Las empresas del país que comercializan al extranjero requieren de un aliado que les ofrezca soluciones financieras para participar activamente en la cadena de producción global sin contratiempos”, indica Paulina Aguilar, Cofundadora y Directora de Mundi en México.

Apoyarse en soluciones enfocadas al factoraje financiero permite convertir en efectivo las facturas de exportación de las empresas, de forma inmediata. El factoraje es un servicio financiero que permite a las empresas adelantar sus facturas por cobrar, mejorando sus flujos de efectivo y reduciendo la necesidad de acceso a créditos para el financiamiento de sus operaciones diarias, así como la compra de materias primas.

De ese modo, la empresa puede seguir operando con finanzas saludables y financiar la exportación antes de cobrar. Además del aspecto financiero, el factoraje genera beneficios en materia de transparencia con los clientes.

Las empresas actualmente no se pueden dar el lujo de correr riesgos en materia financiera cuando exportan, pero tampoco pueden limitarse, ya que vender únicamente dentro del territorio nacional representa una clara desventaja contra otros jugadores. Ante ello, el factoraje se posiciona como una herramienta necesaria para avanzar con los objetivos de negocio y crecer.

Información obtenida de: Mundi Trade

José Gamboa

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Las empresas representan un papel importante en un país para que la economía crezca,...
En el dinámico y competitivo mundo de los negocios, pequeñas y me dianas empresas...
Las empresas sólo pueden sobrevivir compitiendo con procesos eficientes. La globalización y los procesos...