Infraestructura para la Sustentabilidad
15 noviembre 2017
Autor:
Sección: Infraestructura y Obra

México ha impulsado reformas cuyo objetivo es lograr la sustentabilidad de la infraestructura.

A medida que el desarrollo tecnológico ha ido incrementando la capacidad de la industria, las actividades realizadas por el ser humano han alertado sobre el límite de recursos que existen en el planeta. El Desarrollo Sostenible (o Sustentable), nace de la preocupación de preservar a la humanidad, y se define, según la ONU, como la satisfacción de las necesidades de las generaciones actuales, sin comprometer la capacidad de satisfacer las necesidades de las generaciones futuras. Derivado de lo anterior, se han celebrado distintos acuerdos que buscan acciones para mitigar (o revertir) el impacto negativo de las actividades humanas en el medio ambiente.
En el año 2015, la ONU aprobó la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible que cuenta con 17 Objetivos, siendo el número 9 dedicado a la industria y a la infraestructura. Aunado a lo anterior, en el Acuerdo de París de 2015, se presentó un plan para limitar el incremento de la temperatura media del planeta por debajo de 2°C con respecto a la temperatura preindustrial. Para cumplir con dichos Objetivos y Acuerdos se necesita contar con Infraestructura Sostenible, esto es, diseño, construcción y operación de infraestructura, de tal forma que se consideren los procesos necesarios para preservar la equidad humana, la diversidad y la funcionalidad de los sistemas naturales.

Infraestructura Sostenible
En México se han impulsado reformas cuyo objetivo es lograr la sustentabilidad de la infraestructura, así, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas (LOPSRM), la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA), la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable (LGDFS) y Ley de Aguas Nacionales (LAN), velan por el cuidado del medio ambiente.
Como parte de los instrumentos creados para promover el desarrollo de infraestructura sostenible en nuestro país, se han implementado una serie de normas (certificaciones) nacionales e internacionales, que consideran la disponibilidad de agua, manejo de residuos, diseños arquitectónicos compatibles, desarrollo urbano, así como impacto social y ambiental.

Carreteras sustentables
Las emisiones de gases de efecto invernadero tienen diferentes fuentes, entre las cuales se encuentra la generación de CO2 derivada del uso de combustibles fósiles. Según información de la OCDE, el transporte representa la segunda fuente de este tipo de gases, además de producir otro tipo de partículas contaminantes. No obstante, a pesar de la existencia de estudios concernientes a la movilidad sustentable, pocos se enfocan al aspecto de carreteras e infraestructura.
La Federación Europea de Carreteras (ERF por sus siglas en inglés), señala que una Carretera Sustentable es aquella que ha sido planeada, diseñada, construida, modernizada y conservada de manera eficiente y eficaz respetando las políticas ambientales y otorgando beneficios socioeconómicos en términos de movilidad y seguridad.

Uno de los instrumentos que evalúa la sustentabilidad de una carretera, es la certificación Greenroads, desarrollada por la Universidad de Washington y aplicada en países como Estados Unidos, Canadá, Israel, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Taiwán y Emiratos Árabes Unidos. Dicha certificación considera un mínimo de 12 requisitos para un proyecto “verde”, además existen 5 categorías de las que pueden adquirir hasta 45 puntos más. Estas categorías son: Agua y Medioambiente; Actividades de Construcción; Materiales y Diseño; Utilidad y Control; y Acceso y Habitabilidad. Según la puntuación alcanzada, el proyecto gana uno de los siguientes niveles de certificación: Bronze, Silver, Gold y Evergreen.

Por: Mtro. Juan Alberto Monter Sanabria

Director General de Moen Consultores.

 

 

 

Be Sociable, Share!

Comentarios
No hay comentarios en “Infraestructura para la Sustentabilidad”