Las organizaciones no se han dado cuenta que tienen un poder altísimo para influir de manera sistémica.
Los programas e iniciativas que desarrollen podrán influir en sus
colaboradores, familias, resultados organizacionales y en la sociedad. El
“Burnout” es un término que se utiliza para definir el agotamiento físico,
emocional y mental que sufre una persona cuando está expuesta a situaciones de
estrés por largos periodos de tiempo.

 De hecho, la Organización Mundial de la Salud, OMS,
lo cataloga como una enfermedad laboral que provoca un deterioro en la salud
física y mental. Aunque no es algo nuevo, los últimos dos años y medio de
pandemia han detonado este fenómeno.

Una constante exposición a situaciones de estrés y ansiedad
elevaron los casos de “Burnout” a niveles récord. El impacto negativo de este fenómeno en las organizaciones es complejo
y difícil de manejar, por lo que es muy importante aprender a identificar las
señales de alarma, tener un plan de acción, y tomar precauciones para proteger
a los colaboradores.

Uno de los principales detonantes del “Burnout” es la ansiedad. Entender y estar al pendiente de los
síntomas de la ansiedad nos ayudará a tomar acciones rápidas con el objetivo de
evitar un problema más grave. Entonces, ¿qué es la ansiedad y como la
identificamos? La ansiedad es el efecto de dos factores trabajando en conjunto:
MIEDO + INCERTIDUMBRE = ANSIEDAD

La pandemia es un gran ejemplo de cómo funcionan estos dos
factores, y nos ayuda a entender porque hemos llegado
a niveles tan altos de “Burnout”.

 El temor a
enfermarnos, miedo de perder a un ser querido, inestabilidad laboral, y en
general toda la incertidumbre social y económica que experimentamos se une y actúa
en contra de nosotros, haciéndonos sentir ansiosos. La exposición constante a
estos factores se vuelve in[1]sostenible, y es aquí
cuando se desencadena el síndrome del “Burnout”.

Otro factor a tener en cuenta es el cambio radical en los
esquemas de trabajo. Trabajar desde casa o en un esquema híbrido, ha hecho que separar la vida personal de la
laboral sea cada vez más difícil. No debemos subestimar las consecuencias de estos
cambios en la salud física y emocional de las personas, y apoyarlos en estos
procesos de cambio es fundamental.

Por: LPO. Andrea Troyo Álvarez

Por: LPO. Andrea Troyo Álvarez

Directora General en Blum Desarrollo Organizacional

ARTÍCULOS RELACIONADOS

El Big Data, sin duda alguna, se ha convertido en una constancia día a...
Entre los posibles riesgos, la seguridad de la información es el más peligroso y...
Negocios como hoteles, restaurantes, bares, centros de entretenimiento como cines, tiendas de mochilas y...