Ciberseguridad y Ciberdelincuencia transitan juntas ¿De qué lado jugarás?

Uno de los términos más buscados en internet y, sin duda, de los más populares durante el 2022 ha sido la Inteligencia Artificial (IA). Muchas son las aplicaciones hoy, que desde el arte, la escritura, la fotografía y claro, los negocios, están acaparando las miradas de los humanos y con temores, esperanza o entusiasmo, la inteligencia artificial y el aprendizaje de las máquinas ha llegado para quedarse. La inteligencia artificial no significa que las máquinas “piensen”, sino que pueden ser entrenadas con un volumen inmenso de datos que usan como referencia para tomar decisiones basadas en comparaciones y complejos cálculos numéricos, principalmente.

El aprendizaje de las máquinas se robustece cada vez que alguna persona tiene contacto con ellas e incorpora los resultados que desconoce a la base de datos del conocimiento para que, la siguiente ocasión que alguien pregunte o requiera algo similar, ya pueda usar esta respuesta “recientemente” aprendida.

 Actualmente, la IA encuentra ejemplos de aplicación muy interesantes y vistosos, como el caso del ya famoso ChatGPT, propiedad de la empresa Openai. Este chat de IA es capaz de reconocer el lenguaje natural de las personas y responderles con una precisión asombrosa, provocando la sensación de que estamos charlando con un humano, en lugar de máquinas. Incluso hay quienes ya están explotando esta tecnología para generar ingresos pasivos, mejorar la atención o experiencia a sus clientes y, lamentablemente, también se comienza a usar para generar código de ciberataques precisos, rápidos y difíciles de detectar para las herramientas actuales.

 Hablando entonces de la inteligencia artificial y el aprendizaje de las máquinas, existen muchas aplicaciones hoy, pero me centraré en dos usos que van en aumento en el terreno empresarial, de seguridad y tecnologías de la información (TI): orquestación y automatización.

Automatización El santo grial de las TI es que todos los servicios tecnológicos funcionen de manera estable, pero, si se comienza a gestar un problema, ser capaz de enterarse de manera proactiva e incluso poder resolverlo antes de que genere un impacto a la continuidad de operación del negocio.

Para esto, las herramientas de monitoreo juegan un papel crucial desde hace muchos años, pero no deja de haber aún muchas labores manuales que deben ser ejecutadas y, en muchas ocasiones, olvidadas y dejadas de lado, conduciendo a una puerta grande para problemas, ataques y claramente, riesgos. Es aquí donde el concepto de “automatización” toma especial relevancia: contar con un elemento o “algo” que permita que las labores repetitivas, manuales e importantes, se ejecuten con la precisión necesaria y en los tiempos adecuados para cumplir con la “administración” de la tarea.

Por: Jaime Octavio Silva Ruiz

Por: Jaime Octavio Silva Ruiz

Kyndryl Consult Resiliency & Security Practice Leader Advisory Services

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Las empresas representan un papel importante en un país para que la economía crezca,...
En el dinámico y competitivo mundo de los negocios, pequeñas y me dianas empresas...
Las empresas sólo pueden sobrevivir compitiendo con procesos eficientes. La globalización y los procesos...