¿Cuál es la relación entre ESG, Sustentabilidad y la Inversión Responsable?

Los criterios ESG están en nuestro día a día y
cada vez es de mayor preocupación y relevancia para los grupos de interés

 Cada día es más común escuchar o ver temas relacionados a “ESG” dentro de las empresas. ESG no es más que las iniciales de Environmental, Social and Governance, sin embargo, estas iniciales son cada día más relevantes porque la inversión responsable es más fuerte.

 El aspecto de Environmental, que se refiere a temas ambientales, se enfoca en el efecto que las actividades de las empresas tienen en el medioambiente, ya sea de forma directa o indirecta. El aspecto Social determina el impacto que una empresa tiene en su comunidad. El de Governance alude al gobierno corporativo de la empresa, por ejemplo, a la composición de sus consejos, las políticas de transparencia en su información pública o sus códigos de conducta.

 La inversión sostenible y responsable toma en cuenta los criterios ambientales, sociales y de buen gobierno (ESG) en el proceso de toma de decisiones dentro de una cartera de inversión, ya que cada vez los inversores se preocupan más por los temas ambientales y de cambio climático.

 

Considerando el tema de sustentabilidad

Consiste, según la definición de World Commision on Environment and Development, en “la capacidad que haya desarrollado el sistema humano para satisfacer las necesidades de las generaciones actuales sin comprometer los recursos y oportunidades para el crecimiento y desarrollo de las generaciones futuras”.

 Por lo tanto, la sustentabilidad hace referencia al uso responsable de los recursos actuales del planeta.

 ESG permite que la sustentabilidad se cumpla. Al poner especial cuidado y atención en las prácticas laborales, ambientales y de gobernanza dentro de las empresas, se logran detectar áreas de oportunidad que permitan evitar el seguir comprometiendo nuestros recursos ante las generaciones futuras.

 Esto es importante porque, de no tomar consciencia y cuidado de nuestros recursos, y no solo ambientales, sino económicos y sociales, realmente no se ve un futuro agradable ni para nosotros ni para nuestras próximas generaciones.

 ESG no solo cuida el aspecto ambiental que es muy importante, sino que vigila que se tengan buenas prácticas laborales, salarios dignos, salud y seguridad dentro del trabajo, buena calidad de vida, derechos humanos, sanidad, diversidad e inclusión, transparencia, etc.

 En resumen, los criterios ESG se enfocan en las áreas específicas como cambio climático, descarbonización, uso del agua, gestión de residuos, economía circular, biodiversidad, eficiencia energética, reforestación y reducción de emisiones, esto en el área ambiental.

 En el área social se centra salud y seguridad, derechos humanos, igualdad de género, apoyo a sectores vulnerables, etc. Finalmente en el área de gobernanza se centra en temas de cadena de suministro responsable, remuneraciones, entre otros.

 Por lo tanto, el hecho de que los inversores se preocupen por realizar inversión responsable a empresas con estrategias en ESG, que fomentan la sustentabilidad, genera una gran cadena con alto valor positivo para nuestro futuro.

 Es importante que las organizaciones cada día se vean interesadas en implementar este tipo de estrategias en su día a día. En muchas ocasiones, son las grandes empresas quiénes les exigen a sus proveedores temas de ESG para que puedan seguir formando parte de su cadena de suministro, por lo que esto muestra el compromiso y el ejemplo de las grandes empresas por mejorar sus prácticas ambientales, laborales y de gobernanza, al igual que el interés de fomentar la sustentabilidad en su entorno.

 Además, si los inversores no hubieran despertado este interés y preocupación por estos criterios, difícilmente estaríamos en este proceso de cambio.

 Por lo tanto, si una empresa quiere mantenerse vigente en el mercado, competente y atractiva ante sus grupos de interés, implementar estrategias en ESG y sustentabilidad son la clave para sobrevivir ante esta nueva competencia, ya que no solo las grandes empresas e inversores se preocupan por esto, sino que los consumidores, quiénes representan una parte importante de los grupos de interés de las empresas, también están basando sus decisiones de compra en estos criterios, aunque no tan detalladamente.

 De acuerdo con un estudio elaborado por EY Future Consumer Index, en 2022 42% de los consumidores mexicanos mostraron una tendencia favorable por marcas cuyos principios se enfocan en la economía circular y 36% buscan alejarse de las marcas que no realizan ninguna contribución al medioambiente.

 Con lo anterior, se puede concluir que ahora está muy claro que los criterios ESG están en nuestro día a día y cada vez es de mayor preocupación y relevancia para los grupos de interés. Ya es un hecho que los criterios ESG llegaron para quedarse y para ayudarnos a tomar decisiones que no comprometan nuestro futuro como sociedad.

 

 

 

 

 Por: PhD. Carmelo Santillán Ramos

Por: PhD. Carmelo Santillán Ramos

Director General de CSR Consulting-Asesoría de Sustentabilidad y Economía Circular

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La firma da a conocer su nuevo motor de inteligencia artificial LLM, con el...
La Inteligencia Artificial, (IA) hizo su debut después de la Segunda Guerra Mundial con...
Al terminar la preparatoria tenía que decidir la carrera universitaria que estudiaría, siempre tuve...