Derechos Humanos en las empresas

Este texto surge de participar en la Mesa de diálogo “Las empresas y los derechos humanos en el Estado Mexicano, situación actual”, en el marco del Foro Internacional Desafíos y Oportunidades: la Responsabilidad Empresarial y la Protección de los Derechos Humanos en México, organizado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, en conjunto con el Senado de la República.

Cuando se habla de empresas, lo común es abordar el tema en términos financieros, considerando el impacto que el trabajo que en ellas se realiza representa productividad; sin embargo, de lo que en realidad debemos hablar es de las personas que realizan una labor que es fundamental para su subsistencia y de las condiciones en que esta actividad se lleva a cabo.

 Fortaleciendo a la mujer Desde hace 58 años, en AMMJE impulsamos el talento de las mujeres jefas de empresa y nos fortalecemos colectivamente, dando rumbo y solidez al trabajo de las miles de mujeres empresarias que en todo el país se enfrentan al reto de generar empleo; con el objetivo de impulsar en sus empresas la implementación de diversas acciones y medidas para promover el respeto a los derechos humanos, incluyendo políticas de igualdad de género, capacitación, códigos de conducta, flexibilidad laboral y promoción de la diversidad en la contratación. Hemos acompañado a las mujeres en ese recorrido y hemos entendido que ninguno de los procesos de vida a los que nos enfrentamos puede suceder al margen de los derechos humanos que como la ley señala, son progresivos.

En los 50´s luchamos por combinar el rol doméstico y ejercer el derecho a acceder al mundo laboral, en los 80´s defendimos el derecho a una remuneración justa e igualitaria y en el 2000 tuvimos la certeza de que si nos empoderábamos podríamos hacer frente a la pobreza y violencia. Una vez iniciado el nuevo milenio con la era de la tecnología, nos colocaron en la agenda de la inclusión y la sostenibilidad con derechos ante los cuales las empresas no podían mantenerse al margen, pero cuando la pandemia llegó, nos obligó a replantearlo todo.

Es precisamente ahí donde surge la necesidad de incorporar la debida diligencia al ámbito empresarial como pieza complementaria de los esfuerzos de los gobiernos y la sociedad civil de los Tratados y Acuerdos Internacionales y la guía que nos significa la Agenda 2030. Comenzábamos a incorporar estos enfoques a nuestro actuar cuando la incertidumbre que un virus nos impuso, nos reveló cuán frágil es la naturaleza humana; todos los ámbitos de actividad se vieron afectados por la pandemia, incluyendo a las empresas.

Por: Sonia Garza González

Por: Sonia Garza González

Presidenta Nacional de la Asociación Mexicana de Mujeres Jefas de Empresa, AMMJE.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Al terminar la preparatoria tenía que decidir la carrera universitaria que estudiaría, siempre tuve...
La industria del conocimiento se en foca en la creación, adquisición, fortalecimiento y distribución...
La planeación es la clave para alcanzar con éxito los objetivos esperados. Puede sonar...