El camino hacia la no oficina

El diseño y la arquitectura pueden causar dolor e incomodidad, pero también pueden ser generadores de bienestar y felicidad. La arquitectura no es un fin último, sino un medio que puede liberar a través del espacio, luz y formas.

En este sentido, la nuestra es una, que atendiendo al momento, pero sobre todo al futuro, brinda una solución al problema de las oficinas tradicionales y una respuesta al cómo pueden ser las oficinas después de la llegada del Covid-19. La idea de asemejar la oficina a una estructura tribu, es a razón de la fragmentación comunitaria al interior de estos espacios.

 Las sociedades diferenciadas dieron primacía al individuo, la Guerra Fría posicionó la tesis de que el ser humano es egoísta por naturaleza y la revolución industrial de la mano de Ford redujo el trabajo a una productividad vacía. Estos tres elementos resultaron en una herida laboral, que es posible comenzar a sanar desde una arquitectura del bienestar que promueva una creación y fortalecimiento de comunidad, así como encausar el sentido de la productividad y del trabajo

El ser humano a diferencia de otras especies es bastante débil, por lo menos físicamente. Fue la agrupación con otros seres humanos a partir de tribus lo que supuso fortaleza en términos evolutivos. Estas agrupaciones sociales posibilitaron una mejor supervivencia y una vida cada vez más pacífica. Los miembros de una tribu formaban una familia cuyo lazo dependía de un tótem y no de lazos sanguíneos: “se consideraban como hermanos y hermanas, obligados a ayudarse y protegerse recíprocamente”

1 . La tribu suponía una comunidad de crecimiento e interiorización. Realizaban un trabajo diario de forma conjunta como cazar, recolectar y cuidarse entre sí, pero también lo acompañaban con una serie de prácticas y rituales, muchas de ellas alrededor del fuego, que generaban sentido de vida. Todo su[1]cedía de manera colectiva, cada individuo representaba a su tribu y había solidaridad entre ellos.

 Para el antropólogo social James Frazer, el sistema totémico, la unión a partir de un elemento mágico y social, daba como resultado una “organización puramente práctica, destinada a combatir las necesidades más naturales del hombre. Los primitivos formaban, por decirlo así, una asociación mágica de producción y de consumo”

2 . Algunos de los elementos que servían para dar cohesión a una tribu, además del tótem, fueron: la cueva, el fuego, los rituales y los tabús. Estos elementos posibilitaron crear conocimientos, cultura y sentido a nivel individual y colectivo. Hay en la tribu un claro sentido de pertenencia y unidad a diferencia del presente donde todo se presenta dislocado.

Cómo hacer una oficina tribu

 La oficina tribu al ser una no oficina, integra los elementos principales de la tribu a su funcionamiento para superar el aspecto mecánico de las bullshit offices y construir una nueva, cimenta[1]da en el bienestar a fin de humanizar las oficinas. La cooperación, dignidad, bienestar comunitario y sobre todo el sentido, son el eje central. A partir de los elementos clave de una tribu, la propuesta de una office as a tribe contempla diferentes espacios que de manera simbólica retoman elementos tribales para rescatar y humanizar las oficinas. El espacio tiene que evidenciar el pro[1]pósito y trascendencia de la oficina como tribu.

Por: CEO Juan Carlos Baumgartner

Por: CEO Juan Carlos Baumgartner

spAce Arquitectura

Psicóloga Carlotta Zanoli

Psicóloga Carlotta Zanoli

spAce Arquitectura

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Al terminar la preparatoria tenía que decidir la carrera universitaria que estudiaría, siempre tuve...
La industria del conocimiento se en foca en la creación, adquisición, fortalecimiento y distribución...
La planeación es la clave para alcanzar con éxito los objetivos esperados. Puede sonar...