Estrategias para incrementar equipos tecnológicos remotos

Los entornos de trabajo remoto ofrecen a los empleados en tecnología nuevas formas de colaborar de forma productiva; sin embargo, son los líderes quienes debemos crear de manera deliberada un entorno inclusivo que potencie todavía más la creatividad y cohesión de los colaboradores. En el caso del liderazgo remoto se requiere de un pilar:

Transparencia.

Como CEO, he comprobado que comunicar de manera clara, efectiva e inclusiva, no solo los objetivos que se tiene como empresa, sino, los valores, retos, cambios y hasta las dificultades, genera una cultura cohesionada que se refleja en un compromiso que se ve constantemente reiterado pues, el liderazgo deja de ser una actividad centralizada y aislada, para convertirse en una que se sustenta en el bienestar de cada empleado.

Cuando se establecen metodologías de trabajo, estrategias de planificación, flujos temporales flexibles, pero con resultados y objetivos asequibles, es posible evitar ese desgaste al que la reciente encuesta del Future Forum se refiere cuando revela un aumentó en el último trimestre del 40% en agotamiento en líderes y directivos a nivel global.

Y es que en tiempos de cambios constantes, la manera en que hemos logrado operar como empresa tecnológica y logrado adaptarnos al ritmo del cambio y competencia es a través precisamente de herramientas, enfoques tecnológicos y metodologías provenientes directamente desde el sector TI, como por ejemplo la metodología Agile. Metodología Agile Ha sido predominantemente un enfoque que nació para proyectos de desarrollo de software y aplicaciones de TI, sin embargo, desde hace tiempo se ha extendido a otros campos gracias a su adaptabilidad.

La decisión de implementar esta estrategia responde directamente a cuestionamientos que tanto C+ y managers se realizan relacionados con ¿cómo llevar a cabo la gestión de proyectos de manera que nos permita crear y responder al cambio frente a la incertidumbre de manera remota? Estrategias como esta en conjunto con la metodología de OKRs (Objective Key Results), el cual funciona como un modelo de definición de objetivos que permite a empleados, equipos y organizaciones definir metas cuantificables y hacer un seguimiento de sus resultados, han permitido incrementar la productividad de nuestros equipos remotos entre un 25 y 30% trimestralmente.

Este enfoque en conjunto mantiene al equipo remoto enfocado en los mismos objetivos sin requerir constante supervisión y que hacen que la dinámica interna de un giro potencial. De acuerdo con Deloitte, el 90% de los líderes empresariales encuestados cree que utilizar este tipo de tecnologías mejora los resultados del trabajo, incrementando el rendimiento de los equipos, que es muy importante para el éxito de la organización.

Invertir en estas estrategias que faciliten la colaboración y sobre todo obtención de metas resulta mucho más que rentable, ya que estas mismas se alinean con el eje principal del liderazgo y la transparencia, pues le permiten ver a empleados y equipos, cómo su trabajo impacta a otra áreas y la manera en que su esfuerzo diario se refleja en el crecimiento global de la empresa, avanzando de una manera colaborativamente innovadora. De ahí que no sea sorpresa que los empleados que trabajan para empresas a las que describen como innovadoras tecnológicamente declaran 1.5 veces más productividad y 2.2 veces más sentido de pertenencia, según datos Future Forum.

Por: Jesús Salas

Por: Jesús Salas

CEO y cofundador de CodersLink

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Las empresas representan un papel importante en un país para que la economía crezca,...
En el dinámico y competitivo mundo de los negocios, pequeñas y me dianas empresas...
Las empresas sólo pueden sobrevivir compitiendo con procesos eficientes. La globalización y los procesos...