Humanismo digital

Enfocarse en las personas y centrar en ellas todas las decisiones estratégicas de la empresa, es la transformación más profunda que nos deja la pandemia por Covid-19; de ahí que, como nunca, debemos asegurar la continuidad de los negocios, considerando que ante todo está la gente. Es decir, que la productividad y la rentabilidad no pueden ni deben ir desfasadas del bienestar humano. La ecuación para nada es sencilla y requiere de esfuerzos cada vez mayores por parte de las organizaciones y sus líderes; sin olvidar que cada colaborador juega un papel auténtica[1]mente crucial. Exige ajustes de visión, presupuestos, estructuras, planes y programas, prácticas y hábitos cotidianos, entre otros aspectos.

La velocidad ha sido demasiada y la aceleración digital obliga a cuestionarse con gran seriedad acerca de cómo se habrán de adaptar y, en su caso, reformar los modelos de organización. De ahí que, a través del presente artículo se propone aplicar el rigor metodológico para efectuar una mejor aproximación al estudio y comprensión de esta nueva realidad presencial, digital e híbrida. Cuatro son las dimensiones que AMEDIRH sugiere, a manera de primer acercamiento, para que desde las áreas de Recursos Humanos resulte viable impulsar un trabajo profundo, serio de revisión y diagnóstico organizacional.

Una primera etapa conlleva identificar y caracterizar el terreno organizacional para construir el mapa de la que será una transformación humanista en vez de que sea únicamente digital. Son varias las dimensiones que requieren de un análisis importante.

 • Inversión en las personas: más allá de lo que significa propiamente dicho la nómina y la carga social, habrá que preguntarse hasta que punto se destina un porcentaje del presupuesto de inversiones en el desarrollo de la gente.

Este suele estar asignado a la capacitación y la salud ocupacional. ¿Es suficiente? ¿Está teniendo impacto? ¿Ayuda a generar valor a la organización y a los colaboradores? ¿Valdría la pena destinar un poco más? ¿Hasta cuánto más sería viable?

Inversión en las tecnologías: a menudo, al diseñar y licitar los proyectos de innovación y transformación digital en la empresa, los proveedores y consultores suelen considerar una partida del presupuesto para el entrenamiento en procesos y uso de equipo y software

John DoePor: Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos, A.C.

John DoePor: Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos, A.C.

Amedirh

ARTÍCULOS RELACIONADOS

El Big Data, sin duda alguna, se ha convertido en una constancia día a...
Entre los posibles riesgos, la seguridad de la información es el más peligroso y...
Negocios como hoteles, restaurantes, bares, centros de entretenimiento como cines, tiendas de mochilas y...