Las Pymes son ampliamente reconocidas por su potencial para impulsar la economía, pero cuando se trata de financiamiento, se enfrentan a desafíos significativos.

Cuando hablamos de comunicación, pareciera que estamos refiriéndonos a un tema sumamente sencillo y claro para todas las personas. Es algo que hacemos todos los días, a cada momento, ya sea en sus diferente formas y variantes, pero siempre estamos comunicándonos. Y, sin embargo, parece que el proceso es más complejo de lo que parece.

 Nadie nos en[1]seña cómo comunicarnos, solo tenemos el conocimiento básico que es: si quieres decir algo, emite un mensaje, la otra persona lo escuchará y listo. Pero entre la persona que emite un mensaje y la persona que lo recibe, existen muchos procesos, elementos, variables y situaciones alrededor, que hacen que el simple hecho de transmitir un mensaje sea algo verdaderamente complicado.

 Si esto es complejo en las relaciones personales, ahora imagina esto llevado a una empresa. Pero, ¿cómo podría estar pasando esto cuando, dar un mensaje o recibirlo pareciera la cosa más simple del mundo?

 Precisamente en la sencillez del proceso está su complejidad, y esto se debe, a que asumimos que las personas con las que interactuamos, tienen la capacidad no solo de escucharnos, sino de comprender el mensaje que transmitimos y actuar en consecuencia. Pero no siempre hablamos que quizás el problema viene desde el emisor mismo del mensaje.

Qué complicada situación se presenta en esto. Cuando creíamos que la gente nos está poniendo atención y están comprendiendo todo lo que queremos decir, ahora, este autor nos dice que probablemente aun cuando una persona nos esté oyendo, no necesariamente nos está escuchando, y eso se complica porque entonces, puede que no ejecute las indicaciones o las tareas como esperamos. Pero, si esto es así, ¿por dónde comenzamos a desmenuzar esta problemática y qué podemos hacer para ir mejorando nuestros procesos de comunicación dentro de nuestras empresas? Comencemos analizando el tema desde la perspectiva del emisor.

Emisor

O mejor conocido como la persona que emite el mensaje, es de donde emana todo el proceso de comunicación.

 Es la fuente del mensaje y probablemente, también la raíz para saber si el mensaje que dio se entendió.

 De ahí la importancia de comprender el papel que juega. Pero no lo veamos desde un punto de vista metódico y conceptual, hagámoslo desde un punto de vista práctico. El emisor es la persona que quiere comunica algo a otra persona o a un grupo de personas. Es la fuente del mensaje que debe ser compartido y de ahí parte todo

Por: Aldro Álvarez Cruz

Por: Aldro Álvarez Cruz

Consultor Empresarial y Conferencista

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Las empresas representan un papel importante en un país para que la economía crezca,...
En el dinámico y competitivo mundo de los negocios, pequeñas y me dianas empresas...
Las empresas sólo pueden sobrevivir compitiendo con procesos eficientes. La globalización y los procesos...