Los Mitos de Incorporar Tecnología de la Información a las MiPyMEs

ISS_3138_00943“Existe mucho por hacer en el tema de incorporación de las TIC a las microempresas. Aproveche los apoyos que les brindan las diferentes instituciones.”

Hace muchos años en algún lugar de un gran país, conocimos a un empresario  para el cual el manejo de cualquier componente tecnológico  significaba no solo estrés, sino inseguridad por no entender exactamente el papel que una computadora podría  tener en su empresa, y cómo este  “gasto” podría repercutir positivamente
en la eficiencia de la gestión. Su empresa era una comercializadora,  y como es de suponer, con serios problemas en el almacén, que para  una empresa de este giro es como estar enfermo del corazón. Este empresario, preocupado por los problemas  que el mal manejo del almacén y los  inventarios le estaban ocasionando,
comenzó a asistir a cursos de capacitación. En uno de estos encontró a un  instructor convencido de que la incorporación de herramientas tecnológicas en una micro o pequeña empresa  era de gran ayuda para el empresario, ya que le permitiría eficientar sus procesos  y ser más rentable.  Durante el desarrollo del curso, como
seguramente les ha pasado a quienes asisten a cursos empresariales, una vez que el grupo se integra, hay  sesiones que se convierten en la “tribuna  de los empresarios anónimos”, con  la confianza, los empresarios empiezan  a contar sus realidades diarias. Este  curso no fue la excepción y cuando nuestro empresario en cuestión  compartió la problemática de su empresa, la sugerencia fue que si él compraba una computadora, el manejo de los inventarios sería más eficiente y resolvería su situación. Convencido de la sugerencia compró tres computadoras; pero nadie le dijo que después de comprarlas debía alimentarlas de información, incorporar esta herramienta al proceso diario de operación de la empresa, utilizar la tecnología  para generar reportes y así poder tomar decisiones  con esta información.

Usando Tecnologías de Información
Aunque parece una historia ficticia es tan real y se repite tan a menudo, que mientras lees podrías recordar a alguien que con la esperanza  de resolver un problema en su empresa  se pierde en el tema de las tecnologías de información  (TIC). Y entonces nos surgen varias  preguntas: ¿Es recomendable o no hacerlo?  ¿Cuándo es el mejor momento? ¿Cómo incorporo una herramienta tecnológica para que  me sea útil? ¿Cómo selecciono la herramienta  adecuada? Y seguramente, muchas otras.  Revisemos cómo lo podemos hacer resolviendo  los retos más comunes.

Por: Mtra. Rosalinda Pizarro Santos, Mtro. Alejandro Mancera Rodríguez,
Si desea conocer el texto completo busque nuestra edición de Abril en todos los Sanborns del país.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Hoy, las estrategias de marketing de compañías de todos los tamaños se basan en...
Las empresas representan un papel importante en un país para que la economía crezca,...
En el dinámico y competitivo mundo de los negocios, pequeñas y me dianas empresas...