No seas la inocente víctima en una historia de terror en los negocios

A la mayoría nos gustan las historias de terror y al llegar octubre, por la celebración del Halloween, las películas de terror llegan a abundar en las plataformas de streaming. En junio de 2016 se proyecta por primera vez en México el programa Shark Tank a través de Sony. Y ¡zas!, los nombres de los personajes se hicieron familiares de un día para otro, la imagen de estos inversionistas era de expertos, ricos, inteligentes, sagaces, con glamour, con mucho conocimiento y que podían detectar fácilmente aquellos productos o personas que buscaban inversión, pero que sus productos no eran realmente buenos.

¿Qué tienen que ver las historias de terror y la imagen de los inversionistas? Que tanto a ellos como a nosotros nos ocurren los mismos sesgos sicológicos y si no estamos al tanto de ese hecho, nos convertimos en víctimas y vivimos historias reales de terror.

 ¿Quieres escuchar algunas historias de terror de grandes inversionistas? ahí te van: Bernie Madoff, admirado financiero y experto en fondos de inversión, defraudó $50,000 millones de dólares, él solo engañó a miles de pequeños inversionistas y grandes bancos, tanto así que, una de las figuras más importantes de inversionista se suicidó al saber que sus fondos que tenía con Bernie se habían perdido para siempre. Bernie fue acusado de fraude y se le impuso una pena de 150 años en prisión, hace dos años mu[1]rió en la cárcel, pero en el camino se llevó de encuentro a sus dos hijos, uno de ellos se suicidó durante el momento del juicio y otro de cáncer.

Elizabeth Holmes defraudó $900 millones de dólares que con su empresa Theranos, una empresa que diagnosticaba muchas enfermedades con solo unas gotas de sangre, engañó a grandes inversionistas que fueron presa de los encantos de Elizabeth, su imagen joven y su voz, fingida por cierto.

 ¿Quiénes fueron sus víctimas?

 Pacientes, inversionistas, entre ellos Rupert Murdoch, magnate de los medios, solo él tenía una inversión de 125 millones, Theranos valía más de $9,000 millones. Y el gran invento de Theranos era un equipo más parecido a un juguete que a un equipo de alta tecnología. Elizabeth está en la cárcel acusada de fraude con una pena de 11 años.

¿Y en México? Manolo Díaz de la empresa Yogome, salió en las portadas de revistas de negocios como Entrepenur, pero defraudó $36 millones de dólares, engañó a inversionistas en la propia Silicon Valley, en algo que era solamente una fachada, ya que creó falsamente clientes y suscriptores a la aplicación de juegos para educación que había promocionado.

 Manolo nunca fue a la cárcel. En México la extorsión y fraude en línea reinan en los negocios de todos tamaños, además de la corrupción que empaña cada esfuerzo de los responsables de las empresas. El 75% de las Pymes cierran en menos de 2 años, perdiendo sueños, dinero, trabajos y energía.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Nuevo estudio de Thrust revela las fuerzas de cambio en la gestión del talento...
Las personas que buscan empleo podrán orientar su búsqueda hacia empresas medianas y grandes,...
El Big Data, sin duda alguna, se ha convertido en una constancia día a...