Plan Agua para el Futuro CDMX

El objetivo es lograr un plan que se active a largo plazo, ya que se requerirá de cuatro sexenios para resolver este problema

 

En 1847 se perforó a 40 metros el primer pozo de la Ciudad de México. Sin embargo, a 167 años, actualmente se perfora a 350 metros. Esto significa diez veces más profundo, sin que se logre un abastecimiento total ni satisfactorio para los habitantes. Mientras tanto, el porcentaje de abastecimiento de agua no es alentador. Sólo el 82% de la población del Distrito Federal recibe agua de manera cotidiana, debido a problemas de no sustentabilidad de las fuentes de abastecimiento. El agua potable y el drenaje no se quedan atrás. Del total de agua potable, el 50% es desperdiciado, del cual, el 40% es causado por fugas. Esto resulta comprensible al saber que las tuberías no han sido renovadas desde hace aproximadamente un siglo. Son tuberías que tratan, en su mayoría, de la época del porfiriato. Asimismo, el problema de drenaje se refleja a través de hundimientos en diversos puntos de la ciudad.  El material de las tuberías del Distrito Federal no favorece en absoluto. Las tuberías de asbesto no tienen la vida útil como las de hierro dúctil, ocupadas en diversas ciudades europeas. Las fugas en la Ciudad de México se resolverían cambiando miles de kilómetros de estas; sin embargo, representaría una inversión grande y poco probable de solventar.

 

Por: Alejandra Cervantes Neri

Si desea conocer el texto completo busque nuestra edición de Mayo en todos los Sanborns del país.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Al terminar la preparatoria tenía que decidir la carrera universitaria que estudiaría, siempre tuve...
La industria del conocimiento se en foca en la creación, adquisición, fortalecimiento y distribución...
La planeación es la clave para alcanzar con éxito los objetivos esperados. Puede sonar...