Potencial y desempeño

Durante el 2022 se observaron muchos contenidos en internet que, desde un punto de vista cómico o crítico, hacen alusión al regreso en modalidad de trabajo presencial, frases como: “si me hacen regresar voy a renunciar”, “pero para qué quieren que regresemos”.

Existen varias posturas al respecto sobre si es necesario seguir conviviendo o si regresar es un retroceso; existirán personas que dejaríamos ir, pero también grandes talentos que complicarían su salida, ¿qué sucede si uno de ellos o ellas es quien busca flexibilidad para trabajar en home office?, ¿qué harían?

Un estudio de ManpowerGroup reveló que esta problemática a nivel global –en la actualidad- es la más alta en 16 años. Las empresas necesitan con urgencia grandes talentos que se sumen a la agilidad del cambio, que cuenten con habilidades enfocadas a la tecnología, pero también con el “ser”, tal como lo marca el Foro Económico Mundial

Todas las empresas estamos viviendo la crisis de no encontrar talento clave; una de las estrategias importantes es el reclutamiento constante, pero otra es analizar a los talentos internos y moverlos hacia las posiciones de mayor criticidad.

 ¿Qué podemos hacer ante este panorama?                                 

 Primero, debemos entender que la escasez de talento y altos niveles de rotación de colaboradores con potencial, representan grandes costos para los negocios y su continuidad, tomando en cuenta que los gastos generados por la rotación comienzan antes de la renuncia formal del colaborador, ya que su compromiso se ve afectado, por lo tanto su productividad y resultados también.

Por otra parte, lograr coincidir con colaboradores dispuestos a aprender continuamente es un tesoro que deseamos mantener, porque el aprendizaje requiere asumir una actitud de lifelong learners, es decir, mantener actualizados de forma constante sus conocimientos y habilidades, más allá de lo que se adquirió en la educación formal. Sin embargo, el aprendizaje por sí mismo no logra resultados; este debe transformarse en una serie de comportamientos observables y medibles.

Evaluaciones al nivel que las empresas requieren

 Las evaluaciones tradicionales funcionan, pero no al nivel que las empresas hoy requieren, ya que se enfocan únicamente en el pasado y presente, dejando de lado aspectos fundamentales del journey de nuestros colaboradores hacia el futuro.

Por: Gabriela Miranda

Por: Gabriela Miranda

Directora General de OpenTec

ARTÍCULOS RELACIONADOS

El Big Data, sin duda alguna, se ha convertido en una constancia día a...
Entre los posibles riesgos, la seguridad de la información es el más peligroso y...
Negocios como hoteles, restaurantes, bares, centros de entretenimiento como cines, tiendas de mochilas y...