Protege a tu empresa en tiempos de incertidumbre

La pandemia por Covid-19 que ha atravesado el mundo desde marzo del 2020, impactó en la estabilidad financiera de diversos sectores, empresas e incluso en las economías de los países. Tan sólo en México, se estima que, a raíz de esta emergencia de salud, el 87% de las empresas ha tenido afectaciones, y se calcula que los ingresos de 9 de cada 10 compañías han disminuido hasta 50 por ciento, lo cual impacta en su crecimiento y sostenibilidad.

 Lo anterior lo hemos comprobado de manera directa. Al cierre del 2021, el 66% de las empresas aseguradas por nuestra compañía presentaron siniestralidad por falta de pago de sus clientes, lo cual representó un incremento de 8% respecto al año anterior, cifra que fue de 58 por ciento.

Falta de cultura en adquisición de seguros

Infortunadamente en nuestro país la cultura de la prevención y del seguro es aún muy baja, en cuanto al sector de seguro de crédito, el valor de las primas es de aproximadamente mil 800 millones de pesos, y representa el 0.008%, un nivel muy bajo en comparación con todos los seguros que se manejan en el mercado mexicano.

Lo cierto es que, al encontrarse frente a una empresa, pocas veces se piensa en los riesgos que impedirían lograr el cumplimiento de las metas y objetivos. Es necesario, por lo tanto, empezar a considerar y analizar las posibles adversidades que se pueden presentar en nuestra empresa para protegerla de la manera más adecuada.

Lo primero es identificar a qué riesgos está expuesta una organización como robos, accidentes, incendios, inundaciones, sismos, ciberataques, hasta algo que a veces incluso desconocemos que es posible cubrir el impago de los clientes. Un factor trascendental si consideramos que las cuentas por cobrar llega a representar hasta 40% de los activos de algunas compañías.

¿Cómo pueden o pudieron haberse protegido las compañías que han sufrido las insolvencias de sus clientes, y que en consecuencia se des[1]estabilizaron o, incluso, quebraron? Sin duda, es necesario contar con estrategias de negocio que permitan prevenir los riesgos y que impulsen el uso de herramientas financieras, una de ellas es el seguro de crédito. Este es un instrumento financiero que permite proteger una empresa ante el riesgo de impago de las cuentas pendientes de cobrar, y que están ligadas a las transacciones comerciales a crédito que el negocio realiza. Básicamente, esta cobertura aporta la tranquilidad necesaria para vender y facturar, sin preocuparse del cobro de las deudas, lo que resulta fundamental para conseguir un crecimiento estable y rentable del negocio.

Por: Bernardo Barrera Bolivar

Por: Bernardo Barrera Bolivar

Director Comercial en Solunion México

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Al terminar la preparatoria tenía que decidir la carrera universitaria que estudiaría, siempre tuve...
La industria del conocimiento se en foca en la creación, adquisición, fortalecimiento y distribución...
La planeación es la clave para alcanzar con éxito los objetivos esperados. Puede sonar...