¿Qué tan significativas son las Due Dilligence en el ámbito ambiental, social y técnico para el desarrollo de mi proyecto?

La diferencia entre llevar a cabo o no el estudio conocido como Debida Diligencia o Due Dilligence, previo al desarrollo de un proyecto, y una vez que este se encuentre ya en operación, puede resultar simplemente en el éxito o no del mismo.

 La International Finance Corporation señala que prácticamente la totalidad de las operaciones financieras en cuanto a la inversión en proyectos, están intrínsecamente ligadas a cierto grado de riesgos ambientales y sociales (IFC, 2020). Y es que en los últimos años, estos informes han cobrado gran relevancia especialmente en dos vertientes:

• En una primera fase, con la finalidad de conocer los riesgos en materia técnica, normativa, ambiental, social y urbana, considerando que todos estos componentes se traducirán de manera inherente en riesgos financieros.

• En una segunda fase, cuando el proyecto ya se encuentra en operación con el objetivo de conocer del mismo modo los riesgos derivados de sus procesos y actividades.

Si bien en este artículo nos enfocamos en la trascendencia de la identificación de riesgos en el aspecto ambiental, social y/o técnica para la elaboración de estos informes, una Due Dilligence puede abarcar aspectos tan diversos que cuando la finalidad es vender o traspasar una compañía, los especialistas revisan (bajo los principios de confidencialidad correspondientes) los estados financieros de la empresa objeto de la transacción.

Así, puede investigarse rigurosamente la situación legal de la entidad privada, debido a que el proceso puede buscar determinar que los asuntos regulatorios y en su caso de litigio, estén totalmente cubiertos.

Se indaga además, sobre aspectos laborales como seguridad e higiene, ambiente laboral, entre otros elementos relevantes en donde se pueden detectar otras fallas y contingencias en la operación. Es imprescindible subrayar que este tipo de informes de manera sintética, pueden reconocer la sostenibilidad de un proyecto, explorando aspectos de gran utilidad como la disponibilidad de los recursos tanto internos como externos del proyecto, así como el uso controlado de tales recursos, una vez que el proyecto se encuentra en operación.

La Due Dilligence

En el terreno ambiental, es capaz de identificar posibles puntos críticos que a corto, mediano o largo plazo; es posible que puedan poner en peligro a una empresa. Como ejemplo, es factible realizar un estudio espacial mediante Sistemas de Información Geográfica (SIG), en función de la pretendida ubicación del proyecto y con esto, determinar la normativa ambiental aplicable, como usos de suelo permitido, restricciones y/o prohibiciones para el uso, aprovechamiento o cualquier tipo de impacto de los recursos naturales del predio seleccionado, además de otros aspectos.

Por: M. en C.A. Cinthia López Casso

Por: M. en C.A. Cinthia López Casso

Dirección Comercial de Geodésika Consultores

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Al terminar la preparatoria tenía que decidir la carrera universitaria que estudiaría, siempre tuve...
La industria del conocimiento se en foca en la creación, adquisición, fortalecimiento y distribución...
La planeación es la clave para alcanzar con éxito los objetivos esperados. Puede sonar...