Revolucionando la Gestión Documental

La era digital ha transformado la manera en que las empresas manejan sus documentos y procesos comerciales. La revolución tecnológica ha introducido soluciones avanzadas para optimizar la gestión documental, y una de ellas se destaca por su impacto en la eficiencia y certeza jurídica: La firma electrónica. Este instrumento, basado en la criptografía y tecnologías asociadas, permite la autenticación de documentos y transacciones en línea, simplificando procesos y generando un notable ahorro económico.

 Paradigma de la firma electrónica En un mundo que demanda certeza e inmediatez, la firma electrónica se erige como la herramienta indispensable para agilizar y asegurar la autenticidad de transacciones y documentos. Esta técnica innovadora permite replicar la validez legal de una firma manuscrita en el entorno digital, otorgando confianza y certeza jurídica a los procesos de negocios.

De acuerdo con la normatividad mexicana (Código Civil Federal Arts. 1803 y 1834 bis, Código Federal de Procedimientos Civiles Art. 210-A, Código de Comercio Art. 89, 89 bis, Código Fiscal de la Federación Art. 17-D y Ley Federal del Trabajo Arts. 776, 836-B, 836- C y 836-D, entre otros), las firmas electrónicas producen los mismos efectos jurídicos que las firmas autógrafas.

Por otro lado, las dos modalidades de firma electrónica que destacan por su utilidad y validez en contextos empresariales son: la firma electrónica con grafo y firma electrónica con certificado digital. La primera se basa en la representación gráfica de la firma manuscrita del firmante, mientras que la segunda se sustenta en certificados digitales y claves criptográficas únicas para cada usuario. Versatilidad y Flexibilidad: Pilares de la firma electrónica

 Al buscar una solución óptima en firma electrónica, es vital considerar la versatilidad y flexibilidad que cada herramienta brinda. La versatilidad radica en la capacidad de la plataforma digitales para permitir a sus usuarios elegir la modalidad de firma electrónica, con grafo de firma o con certificado digital, dependiendo del tipo de documento que debe ser suscrito. Esta característica es esencial, ya que no todos los contextos requieren el mismo nivel de autenticación.

Por: Juan Carlos Macias Hernandez

Por: Juan Carlos Macias Hernandez

Director General en la empresa Certificación Digital Online S.A. de C.V.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Nuevo estudio de Thrust revela las fuerzas de cambio en la gestión del talento...
Las personas que buscan empleo podrán orientar su búsqueda hacia empresas medianas y grandes,...
El Big Data, sin duda alguna, se ha convertido en una constancia día a...